Eliminar la grasa de las piernas


Desde la pantorrilla hasta las caderas, uno de los grandes problemas a la hora de lucir unas piernas bonitas es la grasa que se acumula en las piernas, que suele ir acompañada de líquidos retenidos que hacen que nuestras piernas pierdan su bonita forma y parezcan más gruesas de lo que son en realidad.

Aunque perder esa grasa y lucir las piernas que deseas no es sencillo, sí es posible logarlo. Para ello, lo primero que debes hacer es cuidar la alimentación, eliminando en todo lo posible las grasas de la dieta y aumentando el consumo de frutas y verduras, que te van a ayudar a eliminar el exceso de líquido.

No te desesperes si ves que la grasa tarda en desaparecer. Normalmente, si nos alimentamos mejor y hacemos más ejercicio, perderemos primero grasa en los brazos y en el tórax, y será después cuando empiece a movilizarse la de las piernas, normalmente mucho más difícil de eliminar. Es el momento de ser constante y de no abandonar, porque a la larga verás los resultados.

Para movilizar las grasas puedes realizar cualquier ejercicio de tipo aeróbico, como correr, andar o montar en bicicleta. También debes realizar ejercicios de fuerza en los que tengas que utilizar los principales músculos de las piernas, los glúteos y los muslos. Si haces, por ejemplo, sentadillas, uno de los ejercicios más eficaces para estilizar las piernas, no dudes en utilizar unas pesas, de modo que combines fuerza y movimiento, con lo que quemarás más grasa que si sólo haces las sentadillas.

Otros ejercicios muy efectivos son tumbarse boca arriba, doblar las piernas hacia el techo y simular la acción de caminar, o abrir y cerrar las piernas, siempre manteniendo el control de las mismas. De ese modo, además de movilizar la grasa, la acción de la gravedad nos ayudará a eliminar líquidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *