Envejecimiento prematuro de la piel


Tal vez tienes entre 20 y 30 años y piensas que todavía no puedes sufrir los síntomas del envejecimiento ¿verdad? Bueno, pues está equivocada. La juventud de la piel tiene muy poco que ver con la edad. No saber cuidar tu piel, puede hacer que sufras los efectos de su envejecimiento antes de lo que esperabas. Exponerla al sol, el humo y el estrés, pueden hacer que empieces a perder el colágeno, el brillo y la elasticidad. Las arrugas comenzarán a desarrollarse y los poros pueden parecer más pronunciados.

Debes intentar dejar de fumar. La nicotina estrecha los vasos sanguíneos y disminuye el flujo de oxígeno a la piel, así que debes intentar olvidarte de este vicio. Utiliza retinol todos los días. Una aplicación diaria de una loción con retinoides pueden “borrarte” unos cuantos años de tu cara. Realiza una exfoliación semanal de tu cara. Deberás elegir la formulación más adecuada para tu tipo de piel.

Los exfoliantes químicos (glicólico o ácido salicílico) son los mejores para la piel grasa y mixta. Tampoco debe faltarte una crema que utilices de forma diaria. Los ojos son uno de los primeros lugares donde aparece el envejecimiento. La piel de alrededor es extra delgada por lo que debes protegerla del sol con una crema con SPF.

Acuérdate de los antioxidantes tan de moda. Estos, puedes encontrarlos en el té verde. Recuerda: debes tener mucho cuidado con el tema del bronceado. Ahora que empieza el buen tiempo, pensamos que estos suaves rayos no nos pueden dañar la piel, ya que todavía no hace demasiado calor. Estás equivocada.

Piel, Rostro,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *