Trucos de belleza antes de irte a dormir


Durante la noche, nuestra piel se renueva y se regenera, al igual que el resto del organismo. Por ello, antes de irnos a dormir, podemos reservar unos minutos para seguir unas rutinas de belleza que nos van a permitir levantarnos con un aspecto mucho más radiante. Por supuesto, no debemos olvidarnos de limpiar nuestra piel y aplicarnos crema hidratante, pero también podemos utilizar otros trucos:

– Durante la noche, la piel absorbe mejor las cremas y productos que les apliquemos. Por ello, un antes de dormir es el mejor momento para aplicarnos crema hidratante por todo el cuerpo. Si tenemos la piel muy seca, podemos utilizar cremas más hidratantes o incluso aceite para bebes. Es el momento perfecto para hidratar las partes del cuerpo que habitualmente se resecan más, como talones, rodillas y codos.
SEGUIR LEYENDO “Trucos de belleza antes de irte a dormir”

Peinados de noche


Cuando queremos peinarnos para una noche especial, a veces lo más complicado es decidir qué look queremos lucir teniendo en cuenta las múltiples opciones de que disponemos. Podemos elegir entre llevar el pelo suelto, recogido en un moño, una coleta desenfada o un peinado más trabajado.
Lo importante a la hora de elegir el peinado es tener en cuenta el largo de nuestro cabello, si es rizado o liso, la forma de nuestra cara, etc., así como el look que queramos conseguir, si es más atrevido, más romántico o más tradicional.

Si tienes el pelo largo o media melena una buena idea es contrastar un poco el peinado con el vestuario, es decir, si tu vestuario es formal, puedes dejarte el pelo suelto para darle al conjunto un aire más desenfadado, o si tu vestimenta es más informal, puedes hacerte un moño sencillo, lo cual te dará un aire muy chic. Si tu pelo es rizado puedes hacerte un moño dejando que algunos rizos caigan sueltos al lado de las sienes. Si tu pelo es muy lacio, la mejor opción es hacerte una coleta elegante y adornarla con un coletero o un broche que complete tu vestuario.

Si llevas el pelo corto también puedes estar absolutamente elegante por la noche. Si quieres un estilo más informal, puedes ponerte un poco de espuma en las puntas para lograr un peinado “despeinado”. Si deseas un look más formal, puedes utilizar la gomina para fijar el cabello, consiguiendo un look serio y elegante al mismo tiempo, ideal para trajes de noche.

Si tu vestido tiene escote, un peinado ideal es dejar el pelo suelto de manera que algunos mechones caigan sobre tus hombros, aunque también puedes peinártelo en una coleta elegante. Si tienes el pelo corto, puedes probar a ponerte algunas extensiones. Te sorprenderá el resultado.

Maquillaje para las noches de verano


En veranos las noches suelen ser muy largas. Hace mucho calor y esperamos a que se ponga el sol para salir a tomar algo con los amigos o a disfrutar de una noche con nuestra pareja. Sin embargo el calor del verano y las largas veladas pueden hacer que nuestro maquillaje se estropee y no podamos pasar las noches luciendo tan radiantes como nos gustaría. Para evitarlo te dejamos algunos consejos de forma que sólo tengas que preocuparte de divertirte y te puedas olvidar de tu maquillaje.

– Utiliza bases de maquillaje mate: Ayudan a matizar el brillo de la piel y permanecen más en nuestra piel que las satinadas. Sin embargo con ellas es más fácil provocar el “efecto máscara”: Para evitarlo debes utilizar productos que sean mates y transparentes al mismo tiempo.

Polvos translúcidos: Te ayudarán a fijar el maquillaje y a hacer que te dure más. Debes aplicar poca cantidad de producto y, una vez que te lo apliques, eliminar el exceso con una brocha, de forma que sólo quede una capa ligera en tu rostro.

– En cuanto a los labios, debes rellenar toda la boca con un lápiz delineador del color que quieras. Si el efecto queda un poco exagerado, puedes difuminarlo con un bastoncillo de algodón. Después sólo tienes que aplicar el brillo de labios con un pincel y después presionar los labios uno contra otro para fijar los colores.

– Utiliza máscara de pestañas waterproof, que resistirá mejor el calor y las largas veladas, aunque no olvides de que debes eliminarla con un producto específico para productos resistentes al agua.

– No uses lápices para delinear los ojos. Para delinearlos en verano, prueba a humedecer ligeramente un pincel y después aplicar la sombra del color que elijas o utilizar un eye liner líquido.

Maquillaje de noche


Con el maquillaje de noche es con el que podemos obtener un look realmente glamuroso. Podemos jugar con los colores y texturas para obtener resultados que dejarán a más de uno con la boca abierta. Aquí te explicamos la técnica para conseguirlo:

Tez: Elige una base de maquillaje líquida o en polvo, que uniformiza la piel. Después, aplícate un iluminador en el rostro con una brocha grande para obtener un efecto sedoso y luminos.

Pómulos: Resáltalos con un colorete nacarado y añade una pincelada de colorete dorado en los bordes de la cara. Conseguirás un efecto irisado y mágico.

Ojos: Elige sombras oscuras (gris oscuro, marrón o negro). Si quieres conseguir un efecto dorado, elige sombras con un ligero brillo. Dibuja la raya con el lápiz khol a ras de las pestañas del párpado superior y después dibuja la línea del ojo con el mismo lápiz. Aplícate la sombra de ojos oscura en el párpado móvil y una sombra clara en el arco bajo la ceja. Para terminar aplícate máscara de pestañas con efecto voluminizador. Siguiendo estos consejos conseguiras una mirada intensa y cautivadora.

Labios: Al ser por la noche, no tengas ningún reparo en elegir un color rojo, que aportará sensualidad y feminidad a tus labios. Si quieres una sonrisa de actriz de Hollywood, elige un tono rojo intenso. Define el contorno del labio con un lápiz fino de un tono más oscuro que el de la barra de labios. Después, aplica con un pincel la barra de lábios, comenzando por el centro hacia las comisuras. Después, coge un kleenex, ponlo entre los labios y presiónalos sobre él. Después aplica otra capa de lápiz de labios. Tu boca quedará irresistible.

Reponerse de una noche sin dormir


Has pasado una noche sin dormir, bien porque te hayas ido de juerga, hayas tenido que quedarte a terminar ese informe que te pidió el jefe o tus hijos te han mantenido en vela. Sea como sea, al día siguiente te levantas como una zombi y casi te da un infarto cuando ves tu el reflejo de tu cara en el espejo: piel apagada, ojos hinchados, ojeras y ojos enrojecidos. No te preocupes. Aquí te proponemos un plan de choque para que la noche no deje ni rastro en tu cuerpo:

Desperézate poco a poco. Si tienes un poco de tiempo, haz algo de ejercicio suave y si sólo tienes unos minutos, haz algunos estiramientos de cuello, hombros, espalda y piernas, de forma que tu cuerpo se ponga en marcha lentamente. Nota la agradable sensación de tus músculos desentumeciéndose.

Túmbate unos minutos en el sofá con las piernas hacia arriba, para aliviar los tobillos. Masajea tus piernas suavemente desde los tobillos hasta las rodillas para hacer desaparecer la pesadez.

– Tu piel tendrá un aspecto apagado, así que una buena idea es utilizar un exfoliante suave para retirar las células muertas y así hacer que recupere su brillo natural. Después lávate la cara con agua fría y termina con una crema hidratante.

– Para las ojeras, utiliza un corrector en un tono suave para que pase desapercibido. Las bolsas de los ojos las puedes eliminar dándote pequeños toquecitos bajo los ojos, desde el lagrimal hasta el extremo exterior del ojo, con lo que reactivarás la circulación y disminuirán de tamaño. Para los ojos enrojecidos utiliza un colirio inocuo o lávate los ojos con un algodón empapado en manzanilla.

– Aplícate un maquillaje suave, en tonos naturales. Un poco de colorete, una sombra de ojos en tonos claros y un toque de lápiz de labios y parecerá que has dormido más de diez horas.