Elegir un tatuaje y la zona del cuerpo para llevarlo


Seleccionar una imagen y la ubicación de un tatuaje es una decisión muy personal, basada en gran medida en la personalidad y las preferencias de cada uno. Sin embargo debes conocer algunos factores importantes antes de tomar una decisión final. Una de las cosas que debes tener en cuenta es que el tatuaje tenga un significado personal.

Elige algo que te recuerde a tu niñez, a un familiar querido, etc. Debes recordar que si eres muy joven, tu cuerpo seguirá cambiando, al igual que mente y personalidad. Se creativa y piensa desde tu interior no te dejes llevar por las modas y por lo que simplemente llevan tus amigos. Cuidado con tatuarte el nombre de una persona en tu cuerpo, ya que pueden ocurrir cosas que no esperamos y que la reación se rompa (sea familiar o no) y terminar llevando su nombre en tu piel para el resto de tus días.
SEGUIR LEYENDO “Elegir un tatuaje y la zona del cuerpo para llevarlo”

Camuflar las cicatrices con tatuajes


Las cicatrices son recuerdos de sucesos que hemos vivido y que nos dejan un recuerdo indeleble sobre la piel. Unas veces son pequeñas cicatrices, suaves irregularidades que le dan un toque especial y único a nuestro cuerpo y que nos recuerdan sucesos acaecidos sobre todo en la niñez. Pero otras veces son cicatrices más grandes que nos acomplejan y nos restan libertad a la hora de vestir, buscando siempre disimularlas.

En algunos casos podemos acudir a la cirugía para atenuar o disimular las que han quedado abultadas o incluso desgarradas, como ocurre en los accidentes, pero hay otras para las que es muy difícil o casi imposible encontrar un remedio para eliminarlas. Sin embargo, eso no significa que debamos resignarnos a que la cicatriz figure para siempre en nuestra piel, ya que tenemos otra alternativa, y es ocultarla con un tatuaje femenino y elegante que diga algo de nuestra personalidad. De ese modo transformaremos nuestra cicatriz en algo lleno de feminidad.

Para ello tenemos el nuevo tatuaje cosmético de IDB, que consisten en dibujos, líneas y patrones que cubren la cicatriz y juegan con sus bordes e irregularidades para transformarla y darle un aspecto completamente diferente, mostrando la cicatriz sin ser vista.

Para ello primero nos realizarán un diagnóstico inicial, ya que es importante que la cicatriz haya madurado, para lo cual es necesario un proceso que puede durar hasta dieciocho meses. Después se hablará con la paciente, ofreciéndole la posibilidad de personalizar cada patrón de tatuaje, con lo cual podemos tener la seguridad de que nuestro tatuaje será completamente único y a nuestro gusto, pudiendo elegir entre motivos florales, románticos o chics, así como entre diferentes tamaños de los modelos para lograr que nuestra cicatriz desaparezca y nos veamos bellas y sexys.

Tatuajes solares, decora tu piel en verano


Si te gustan los tatuajes pero no estás dispuesta a pasar por el suplicio que significa permitir que te lo graben sobre la piel, tienes otras opciones más veraniegas, aprovechando el sol que nos acompaña en esta época. Y es que el diseñador chino Yu-Chiao Wang ha revolucionado la forma de realizar tatuajes sólo mediante la exposición solar, y lo ha hecho diseñando camisetas en las que ha realizado agujeros que conforman unas bonitas y originales figuras. De ese modo, cualquier persona que se ponga a tomar el sol con una de estas camisetas conseguirá un bronceado único que no pasará desapercibido a ninguna mirada.

El método tiene otras muchas ventajas, ya que es ecológico porque sólo hace falta la luz del sol para hacer el tatuaje, económico porque sólo debemos pagar la camiseta, rápido, porque en un par de días en la playa consigues un precioso tatuaje y sobre todo, indoloro, ya que al tiempo que decoramos nuestra piel podemos disfrutar de un baño de sol sin sufrir los inconvenientes del tatuaje tradicional.

Además tiene la ventaja de que si el diseño de la camiseta que has elegido cuando se traduce en el tatuaje no te convence, desaparecerá en una semana con sólo dejar de ponerte la camiseta. Ésta es una práctica que se ha ido extendiendo ampliamente por algunos países, hasta llegar a ser verdaderamente popular.

Además el diseño es personalizado, ya que son los clientes quienes eligen las zonas que quieren que se recorten de la camiseta. Hasta ahora lo normal era broncear la espalda, pero según el diseñador, últimamente los diseños cada vez son más atrevidos y los clientes se están atreviendo con otras zonas del cuerpo, como el pecho y las piernas.

Cómo elegir un tattoo


Los tatuajes que parecen tan modernos, no lo son, hace miles de años atrás los egipcios ya se tatuaban. Lo hacían como demostración de valentía, para diferenciarse de otras tribus o para castigar a los sacrílegos. Con el paso del tiempo y en las distintas civilizaciones el concepto se fue modificando, mientras que en la actualidad es una forma de expresión estética, sentimental, pasional o artística. Si tienes pensado hacerte un tattoo, ten en cuenta los siguientes consejos para escoger el tatuaje perfecto de acuerdo con tu personalidad, tono de piel y estilo de vida.


Lo primero es decidir el lugar del cuerpo en el que deseas tener el tatuaje. Recuerda que si lo haces en áreas muy visibles, puedes tener problemas para conseguir trabajo, especialmente si son oficios de cara al público.


Descubre tu tolerancia al dolor. Las zonas con menor masa muscular, como tobillos o caderas son más sensibles y por lo tanto, más dolorosas.


Decídete por un diseño que signifique algo para ti. No olvides que esa marca será para siempre y tienes que sentirte identificado con ella para toda tu vida.


Antes de elegir el dibujo definitivo tómate un tiempo, si es posible algunos días, para asegurarte de que la opción es la ideal. No te hagas un tatuaje por imitación o sin planearlo con tiempo.


Determina el tamaño deseado. Ten en cuenta que cuanto más grande sea, el tiempo y el dolor serán mayores.


No te recomendamos inmortalizar tu amor o tatuar el nombre de tu pareja puede no ser recomendable. La vida da muchas vueltas y quizás con el tiempo tus sentimientos se sean otros.


Elige un tatuador profesional, no te lo hagas en cualquier sitio, tiene que se especializado, busca un artista experimentado que te garantice un buen trabajo y óptimas condiciones de seguridad y sobre todo de higiene.


Si tu piel tiene es blanquita, puedes elegir tintas de tonos claros para que se luzca tu tatuaje. Si eres de piel morena, son ideales los pigmentos oscuros y brillantes.


Antes de comenzar una sesión de tatuaje, asegúrate de que se hayan tomado las medidas higiénicas adecuadas (material descartable, guantes, asepsia). Antes de comenzar, solicita al tatuador que te realice una prueba de reacción alérgica a los pigmentos.

Cómo cuidar los tatuajes


Cuando decides hacerte un tatuaje, debes tener en cuenta que, después de realizarlo, debes seguir una serie de normas para cuidarlo y, al mismo tiempo, cuidar de tu piel, de forma que el diseño final no se vea alterado y puedas disfrutar del adorno que aporta a tu piel.

– Después de hacerte el tatuaje debes mantenerlo protegido con una venda como mínimo durante 24 horas.

– Aunque te pique, no lo frotes, ya que cualquier roce puede alterar el diseño original. Puedes aliviar el picor con hielo, lo cual te ayudará a evitar la hinchazón y el enrojecimiento. Tampoco toques las costras, ya que si lo haces la tinta se saldrá y con el paso del tiempo quedarán huecos que hagan que el resultado final no sea el que habías planeado.

No lo hidrates con vaselinas o cremas de este estilo. Cuando te laves la zona del tatuaje, sécate con una toalla de algodón mediante toques suaves, sin frotar, para no alterar el diseño del tatuaje.

– Durante la primera temporada de tu tatuaje es mejor no ir a piscinas, jacuzzis o saunas, ya que los lugares públicos y húmedos no resultan muy beneficiosos para tu piel en estos momentos. Tampoco debes exponerlo al sol, por lo que es mejor que no elijas el comienzo de verano para realizarte un nuevo tatuaje.

No olvides que cuidar de tu tatuaje es cuidar de ti y de la belleza de tu piel. Después de un tiempo, debes continuar cuidándolo, así que si vas a la playa o la piscina no olvides hidratarlo con un protector solar que tenga como mímino un factor 30 de protección para evitar futuras complicaciones. Como siempre, lo mejor es seguir el consejo del especialista, por lo que sigue las indicaciones de quien te realizó el tatuaje o, si tienes dudas, acude a un dermatólogo que te facilite más detalles sobre su cuidado.

Cómo borrar un tatuaje sin dolor


Si te arrepientes de tu tatuaje, ahora puedes borrártelo de forma definitiva, sin dolor y sin cicatrices gracias a la novedosa técnica “Q-Switch“. ¿Es posible borrar el pasado? Ya sea por modas o por gustos estéticos, muchas personas en su etapa de adolescencia, fruto de la inconsciencia o la inmadurez, marcan su piel con visibles tatuajes, pero cuando desean iniciar su acceso al mundo laboral se arrepienten de haberse tatuado la piel. Sin embargo, por suerte, en esta vida todo tiene una solución, es posible eliminar tatuajes con láser.

Con el láser Q-Switch, se aplica mucha energía en muy poco tiempo sobre la tinta para disgregar las partículas y que nuestro propio organismo las elimine a través del sistema linfático en los siguientes dos o tres meses. De esta manera, tras varias sesiones de láser espaciadas en el tiempo, la piel queda íntegra, sin el anterior tatuaje y lo más importamte, sin necesidad de curas paliativas para las quemaduras.


Hasta ahora, las técnicas convencionales de láser destruían los tatuajes entrando en la dermis hasta llegar a la tinta, con lo que se producían quemaduras y cicatrices muy agresivas. No obstante, no todas las personas pueden hacer que el tatuaje desaparezca de su cuerpo así por las buenas, ya que aquellos que contienen pigmentos metálicos, muy propios de los tatuajes que se aplicaban en Holanda, serán para siempre y los de color rojo o amarillo conllevan una dificultad añadida, aunque no son tampoco imposibles de borrar.

Cómo eliminar tatuajes con láser


La decisión de hacerse un tatuaje es algo que se debe meditar, ya que, excepto si decidimos probar con la gena, nos acompañarán el resto de nuestra vida. Sin embargo, por distintas causas, a veces esta decisión no se piensa lo suficiente y entonces nos vemos ante la duda de cómo hacerlo desaparecer.

Existen diferentes técnicas pero, sin lugar a dudas, la mejor es la utilización del láser, porque consigue eliminar totalmente le tatuaje y no deja cicatrices en la piel.

No es una opción económica, ya que su precio varía entre los 720 y los 6.000 euros, dependiendo de si es necesaria la combinación de diferentes tipos de aparatos láser tanto para eliminar los distintos colores que componen el tatuaje como para conseguir hacerlo desaparecer de todas las capas de la piel. De los colores utilizados, el rojo es uno de los más difíciles de eliminar.

Eliminar totalmente el tatuaje es un proceso lento que requerirá tiempo, normalmente varios meses, porque, al aplicar esta técnica, el láser consigue que los pigmentos utilizados se fragmenten en porciones tan minúsculas que puedan ser absorbidas y eliminadas por el cuerpo, de forma que el grabado vaya desapareciendo de forma gradual.

La larga duración del tratamiento se debe a que, para no dañar la piel, las sesiones no pueden ser mayores de quince minutos y es necesario que transcurra una semana de una sesión a otra. Al terminar una serie de sesiones, que normalmente son entre seis y ocho, quedará una pequeña costra que desaparecerá en pocos días y, aunque la zona quede sonrosada, recuperará su aspecto normal después de un tiempo.

Eso sí, recuerda que para seguir este tratamiento es necesario ponerse en manos de buenos profesionales. De lo contrario corremos el riesgo que sufrir quemaduras o que nos queden cicatrices en la piel.

Tatuajes japoneses


Los tatuajes japoneses, también conocidos como “Horimono” o “Irezumi”, han ido ganando popularidad con el paso del tiempo en la cultura occidental. Estos tatuajes, suelen realizarse en diferentes partes del cuerpo: brazos, piernas, pecho, hombros e incluso en la palma de la mano. También son muy habituales en la zona superior del cuello. Existen seguidores de estos tatuajes que poco a poco terminan cubriendo completamente su cuerpo.

Los tatuajes de todo el cuerpo suelen comenzar a realizarse por la espalda y poco a poco se van extendiendo por las piernas y los brazos. Los ‘bodys‘ requieren de varias sesiones para poder ser terminados. Algunos de estos intrincados diseños, que en realidad se terminan convirtiendo en una especie de traje corporal, pueden tardar años y años en terminarse.

En la actualidad, los que más de moda están son los denominados Kanji. Estos se componen de letras japonesas. En realidad no son sólo letras caligráficas, su conjunto representa una idea que la persona quiere mostrar al resto. Algunas de las palabras más comunes que se suelen tatuar son: lealtad, belleza, amor, felicidad, poder y amistad. Otros tatuajes muy populares son los que representan animales milenarios como por ejemplo los unicornios, los dragones los peces koi, los bueyes, pavos reales, los monos, etc.

Arboles y flores son también algunos de los símbolos más utilizados. Algunas personas deciden tatuarse figuras humanas. Los más utilizados son las geishas, los guerreros milenarios (samuráis)… Si decides realizarte un tatuaje de este tipo, lo mejor es que acudes a un sitio especializado.

Tatuajes con henna


La henna recibe muchos nombres dependiendo del país e incluso la forma de pronunciarlo dentro de cada región. El nombre en castellano es “alheña”, aunque es una palabra que casi no se utiliza y tiene unos aires antiguos todavía la podemos encontrar en algunas traducciones de “Las mil y una noches” y novelas ambientadas en los harenes árabes.

Lawsonia inermis es la planta de la que se recogen las hojas, se secan y se trituran hasta convertirlas en un fino polvo que se utiliza para teñir, es el polvo de henna. Es una planta grande de flores blancas pequeñas y olorosas que podemos encontrar en el Norte de África, la India y el Oriente Medio.
El uso de la henna se remonta a cinco mil años al menos. La teoría mas aceptada es que se comenzó a usar en el Antiguo Egipto y desde allí se extendió su uso a los demás países del Norte de África y Oriente Medio hasta llegar a la India.

Aunque se conozcan como tatuajes de henna, no son tatuajes reales, ya que se colorean las capas superficiales de la piel y no son permanentes. El tatuaje irá desapareciendo conforme nuestra piel se vaya renovando.

Una parte importante de las ceremonias nupciales islámicas, hindúes y judías sefardíes, es la decoración con henna de las manos y pies de la novia. Una tatuadora de henna hará la complicada filigrana con que se decorarán sus manos y pies, esto puede llevar unas tres horas por lo complicado de los diseños, puede parecer incluso que llevan unos finos guantes de encaje. Terminado el dibujo se cubrirá y envolverá la henna con mucho cuidado de no estropear el diseño y no se retirará hasta el día siguiente.

Aunque normalmente la decoración con henna está reservada a la novia, en algunas regiones de la India también se decoran las manos del novio con motivos reservados a los hombres.También se suelen hacer bonitos diseños a las embarazadas tomando como centro del dibujo el ombligo de la misma. Como curiosidad, Madonna llevó sus manos tatuadas con henna durante una temporada (durante la promoción de su disco “Ray of Light”) y puso de moda esta tendencia.

Cómo quitar los tatuajes


Los tatuajes son dibujos que se realizan en nuestra piel y que se pueden realizar en cualquier parte de nuestro cuerpo.

Los tatuajes son permanentes, esto es debido a que se realizan mediante agujas que “rompen” la epidermis (primera capa de nuestra piel) y llevan en su punta una tinta especial que al introducirse en la epidermis queda fijada de manera indisoluble.

Por eso, cuando vayamos a hacernos un tatuaje debemos pensar mucho si de verdad queremos llevarlo para siempre o es solo un capricho pasajero.
En la actualidad cada día hay más técnicas para hacer desaparecer los tatuajes de nuestra piel. Algunas de estas técnicas son:

Láser

El tratamiento consiste en enfocar el láser hacia la zona del tatuaje haciendo que la densidad de las radiaciones destruya los pigmentos de la tinta de forma que esta pueda ser reabsorbida por la piel.
Se realizaran varias sesiones dependiendo de la profundidad del tatuaje en nuestra piel llegando a conseguir la desaparición total del dibujo.


Encubrimiento

Con esta técnica no desaparece el tatuaje. Lo que se hace es realizar otro dibujo sobre el que ya existía para hacerlo más discreto o para tapar dibujos que ya no son de tu agrado.
Por ejemplo imagínate que hace unos años te tatuaste el nombre de tu pareja y ya no estás con esa persona. Pues bien si vas a un buen tatuador tapará el nombre realizando otro diseño sobre el mismo.

Estiramiento de la piel

Está recomendado para tatuajes pequeños y consiste en introducir bajo la piel un pequeño “globo” que estire la piel para así poder cortar el tatuaje y al quitar el “globo” la piel estirada vuelve a su lugar. Te quedará una pequeña cicatriz.

Abrasión salina

Este método no tiene mayor complicación, se trata de “lijar” la zona con sal hasta que desaparezca el diseño. Terminará quedándote cicatriz.

Por último, comentarte que para realizar cualquier tratamiento te pongas antes en manos de especialistas.