Haz tu propio jabón


El proceso en frío para fabricar jabones caseros constituye una forma excelente de aprovechar el aceite que se deshecha después de la fritura, al mismo tiempo que se protege el medio ambiente, evitando la contaminación que estas grasas producirían, de otro modo, en los lechos de mares y ríos. Colabora con la ecología y ahorra dinero aprendiendo esta simple receta de jabón ecológico casero.

Cualquier aceite de cocina usado sirve para hacer jabones ecológicos caseros mediante el proceso en frío, si previamente lo cuelas. El jabón resultante lo puedes usar para tí y para la ropa, debido a que no contiene químicos es el jabón más natural y beneficioso.

Recomendaciones

•Trabaja en un ambiente bien ventilado.
•Usa guantes y gafas protectoras, ya que la sosa caústica es un material muy corrosivo, que no debe entrar en contacto con tu piel.
No utilices recipientes metálicos para realizar la preparación y revuelve la mezcla con la ayuda de un palo.

Ingredientes

aceites usados y colados, 2 1/2 litros
agua, 2 1/2 litros
sosa caústica, 1/2 kilo

Preparación

Diluye la soda cáustica en el agua, agregándola lentamente y con mucho cuidado ya que puede producir vapores muy tóxicos. Se producirá una reacción química que liberará calor y que necesitará algunas horas para enfriarse. A este preparado se lo conoce como lejía caustica.
Vierte lentamente el aceite sobre la lejía cáustica, removiendo en forma constante y en el mismo sentido, para evitar que se corte el jabón.
Calienta la mezcla en un recipiente hasta alcanzar la temperatura de ebullición y mantiene durante dos horas para que se produzca la saponificación.
Agrega los colorantes naturales y los aceites esenciales para aromatizar los jabones, cuando la mezcla baje a la temperatura de 40ºC.
Vuelca en los moldes y deja endurecer durante aproximadamente dos días

Curiosidades,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *