Hilos de oro para las arrugas


Cuando contemplamos a mujeres como Catherine Deneuve o Susan Sarandon, nos sorprende la tersura de su piel, principalmente porque no parece tener la cierta rigidez que confiere el bótox a las expresiones faciales. ¿Su secreto? Los hilos de oro subdérmicos.

El hilo de oro para eliminar las arrugas comenzó a utilizarse en Francia, hacia los años 60, aunque parece que se utilizaba ya en en el Antiguo Egipto. En la actualidad se utiliza para prevenir la aparición de arrugas y evitar el descolgamiento de la piel de la cara.

Su gran ventaja es que es un tratamiento fácil de realizar y completamente indoloro, ya que se utiliza anestesia local, con la ventaja de que no tendremos que someternos a una intervención quirúrgica. El oro se implanta en nuestra piel mediante unas jeringuillas de agujas muy finas y, aunque, como hemos dicho, es fácil de realizar, es necesario que sea llevado a cabo por un profesional de la estética.

El oro que se infiltra es oro noble, por lo que no provoca ninguna intoxicación en nuestro cuerpo ni efectos secundarios de ningún tipo y, por otra parte, no se destruye ni se deshace, por lo que los beneficios del tratamiento serán duraderos a lo largo del tiempo.

Es un tratamiento que pueden realizar personas de todas las edades, aunque se recomienda una horquilla de edad entre los 20 y los 70 años. Se puede realizar independientemente del tipo de piel que tengamos o del color de nuestra piel, ya que no deja ninguna cicatriz.

Sólo está contraindicado para personas con una gran cantidad de grasa facial o que tengan un alto grado de descolgamiento facial, debido al lugar donde se implantan los hilos. En este caso es mejor que opten por un liftin tradicional.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *