Las estrías

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Pensamos que solo las mujeres embarazadas, al aumentar de peso durante la gestación, pueden sufrirlas, pero esto no es así. Ni son solo problemas de mujeres embarazadas, ni los hombres están exentos de padecerlas.

Las estrías se producen por la ruptura de las fibras elásticas de la piel. Cuando la piel se estira, las fibras con menos elasticidad se rompen creando unas marcas en la zona de la piel donde se haya producido dicha ruptura. Al principio las estrías son de color rosáceo, luego pasan a tener un tono más rojizo y finalmente blanco (parecido a las cicatrices)

Los lugares donde aparecen frecuentemente son:

– Abdomen
– Senos
– Muslos
– Brazos
– Glúteos
– Caderas


Causas, más comunes, por las que aparecen:

– Cambios bruscos de peso
– Herencia
– Cambios hormonales
– Pubertad- Crecimiento
– Piel seca combinada con una alimentación pobre

Cómo podemos prevenirlas:

– Llevar una alimentación equilibrada. Dulces, harinas y otros carbohidratos son útiles sólo en cantidades moderadas y para algunas personas, sólo en muy pequeñas cantidades. Las proteínas de las que se sintetiza el colágeno, los vegetales que contienen vitaminas, caroténidos y otras sustancias útiles, son muy buenas para nuestra salud.
– Usar siempre un buen sostén, que evite el estiramiento de la piel de los pechos.
Evitar cambios bruscos de peso. Aumentos repentinos de peso, incluso bajadas, definitivamente te hará tener estrías
– Beber abundante agua; dos litros diarios es lo recomendable
– Hidratar la piel diariamente. Son muy recomendables cremas con vitaminas A, E o C.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *