Las falsas cremas milagrosas


En el sector de los cosméticos nunca se deja de innovar con nuevas fórmulas. Recientemente se han puesto a la venta numerosas cremas aseguran otorgar beneficios que van más allá de las posibilidades de la cosmética, es el caso de las cremas a base de veneno de serpiente o baba de caracol. La primera se vende para producir un efecto similar al del ‘botox’, mientras que la segunda dice eliminar las cicatrices del acné. Sin embargo, los expertos aseguran que tales beneficios no pueden producirse solamente con la administración de una crema.

Estas cremas cosméticamente tienen cierta eficacia, pero terapéuticamente no. Se tiende a hacer una asociación entre la utilidad de un cosmético con la utilidad de un medicamento. No obstante nadie debería comprarse una crema pensando que va a conseguir el efecto que produce el tratamiento con un cirujano plástico.

La crema de baba de caracol se ha puesto muy de moda, pues anuncia beneficios reparadores, mejora de cicatrices del rostro, de manchas y quemaduras de piel. La realidad es que se trata simplemente de una buena crema hidratante y tener unas cualidades cosméticas dependerá del porcentaje de la baba de caracol que contenga y de los compuestos que la acompañen.


La baba de caracol contiene alantoina, un producto activo natural empleado para favorecer la cicatrización de heridas y úlceras. Mientras que la crema de veneno de serpiente se anuncia como rejuvenecedora, antiarrugas y anti envejecimiento, lo que significaría que, al igual que la toxina botulínica, consigue tratar las arrugas de expresión paralizando el músculo para relajarlo.

De tener realmente esas propiedades, deberían comercializarse como medicamento, ya que una crema que paraliza el músculo no se podría comercializar como tal. Puede que tenga un efecto que frene las arrugas y que consiga mejorar la apariencia transitoriamente, eso sí es posible, pero de ahí a que realmente consiga actuar sobre el músculo es completamente imposible. Por otro lado, la crema tampoco lleva realmente veneno real de serpiente, sino de un principio activo desarrollado en un laboratorio basado en la proteína (aminoácidos) que se encuentra en el veneno de la serpiente.

Por lo tanto, en el momento de elegir una crema u otra, tanto los hombres como las mujeres, deben de buscar aquella que se adapte mejor a su tipo de piel. Si se tiene la piel seca tiene que ser una crema más nutritiva que hidrate más, y si se tiene la piel más grasa muchas veces es mejor una con textura gel. Al final, lo importante es no gastarse demasiado si dinero. Aunque, lo cierto es que son las grandes marcas las que suelen investigar más sobre sus productos, por lo que las cremas más eficaces suelen ser también las más caras.

Cosmética,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *