Lograr un maquillaje nude perfecto


Uno de los errores que las mujeres cometemos con más frecuencia es maquillarnos durante el día como si fuéramos a ir a una fiesta por la noche. Labios demasiado rojos, pómulos demasiado destacados y sombras de colores intensos no son apropiados para realizar nuestras tareas cotidianas. Para el día, lo mejor es un suave maquillaje natural, que resalte nuestros rasgos sin que se note que vamos maquilladas.

Además de ahorrarte mucho tiempo por las mañanas, maquillarte así te ayudará a mejorar tu aspecto y a cuidar tu cutis. A continuación te dejamos unos trucos para lograr un resultado perfecto:

Mantén la piel hidratada: Ya que no vamos a utilizar base de maquillaje muy densas, deberemos utilizar sérums o cremas hidratantes que mantengan nuestra piel hidratada, para que de este modo aparezca en todo momento saludable y luminosa.

Tonos: Debes buscar en todo momento colores neutros o aquellos que más se asemejen a tu tono de piel, para que de ese modo logre pasar lo más desapercibido posible.

– Si tienes ojeras o bolsas bajo los ojos, no utilices correctores de colores, sino uno neutro o del tono más parecido a tu piel.. Si lo prefieres porque te manejas mejor con él, puedes utilizar un lápiz corrector.

– Para la base de maquillaje, lo ideal es el maquillaje mineral en polvo. De ese modo conseguiremos uniformizar la piel del rostro y eliminar las posibles imperfecciones sin cubrir nuestro cutis.

– En cuanto a los ojos, puedes repasar la línea de pestanas con un difuminado muy suave, sin que parezca que has utilizado el delineador.

– Marca ligeramente los pómulos y los ángulos del mentón con un colorete suave.

– Para los labios, utiliza un gloss transparente o, si lo deseas, barra de labios muy clara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *