Los errores más frecuentes al depilar las cejas


Las cejas pueden mejorar o arruinar tu rostro: pueden entristecer tus ojos o hacerte aprecer enfadada cuando no lo estás. Por eso es esencial tener precaución a la hora de depilar tus cejas. A continuación veremos los errores más corrientes con su solución correspondiente.

Si no te fías de tí misma lo mejor es acudir a un centro de belleza especializado en cejas, después podrás mantener su forma tú misma con estos simples trucos.

Error 1: Desplazar el arco natural de la ceja
Muchas mujeres desplazan el arco de la ceja al centro del ojo, lo que provoca que la parte central quede muy gruesa mientras que el principio y final de la ceja queda demasiado fino. Además da la sensación de “cejas revueltas”.

Solución: déjalas crecer. La próxima vez que las depiles coge un lápiz y ponlo en paralelo con el borde de tu iris. El punto donde el lápiz toque la ceja es el arco.

Error 2: Depilar con demasiada frecuencia
Depilarlas cada día o cada varios días es demasiado. Al final terminas depilando pelos que son esenciales para mantener la forma de la ceja.

Solución:apártate de las pinzas. Depílalas cada tres semanas- parece demasiado pero cuando dejes de obsesionarte con esos pequeños pelos te acostumbrarás-, así podrás quitar todos los pelos que sorban en una sola sesión.

Error 3: Quitar demasiado (o demasiado poco) de la parte final.
El final de la ceja aporta elegancia pero las cejas con demasiada parte final pueden hacer tus ojos caidos.

Solución: para saber donde tendría que acabar la ceja toca el hueso de tu ceja. Donde termina el hueso (justo al lado del ojo) debería acabar la ceja.

Error 4: usar un espejo de aumento
Si no te ves los pelos en un espejo normal nadie podrá verlos. Sin embargo si utilizas un espejo de aumento acabarás depilando demasiado.

Solución: usa un espejo normal con luz natural.

Error 5: Arrancar más de un pelo a la vez.Aunque parece que así ahorras tiempo puede que acabes creando calvas en tu cejas.

Solución: cada vez que quites un pelo debes estar convencida de que sobra. Cuando te depiles un par de pelos (por separado), comprueba la que la forma está bien, si es así ya puedes dejar de depilar.

Error 6: eliminar los pelillos bajo la ceja
Piensa en Brooke Shields cuando era joven, ella tenía esos pelillos en la parte interior que hacía sus cejas únicas y especiales. Unas cejas así son unas cejas bonitas a pesar de la tendencia popular de eliminar todos los pelillos que sobresalen.

Solución: déjalos donde están.

Error 7: recortar demasiado
Como ya hemos comentado hay que ser prudentes, si recortas demasiado (por ejemplo un remolino) acabarás teniendo calvas en las cejas.

Solución: recorta pelo a pelo. Cepilla las cejas y recorta sólo aquellos pelos que sobresalgan del resto de la ceja. Haz esto con la parte de arriba (cepillando hacia arriba) y con la parte de abajo (cepillando hacia abajo).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *