Los poros del rostro

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Los poros, pueden convertirse en una verdadera preocupación para muchas mujeres. No importa la edad que estas tengan, ni el tipo de piel, aunque especialmente este problema se sufre más si la piel es grasa o mixta. Si no cuidas tu piel e correctamente, los incómodos poros se hacen más grandes y pueden obstruirse con más facilidad, lo que suele facilitar la aparición de puntos negros, espinillas, manchas, etc. Si no te encargas de ellos pronto, los poros pueden convertirse en un verdadero problema.

Los poros suelen aparecer en la zona T. Esta zona de la cara es la que está formada por la frente, la barbilla y, sobre todo alrededor de la nariz. Los poros grandes son generalmente “pequeñas” aberturas del folículo del pelo que aparecen sobre la superficie de la piel. Estas aberturas, facilitan el camino a las glándulas aceitosas que hay por debajo para que lubriquen y protejan la superficie de la piel.

Los poros juegan un papel fundamental en la fisiología. Son una parte natural de la piel y sin ellos, la piel no sería capaz de “respirar”. Su secreción asegura humedad y todos los nutrientes son suministrados a través de ellos. Como te hemos comentado, los poros grandes aparecen principalmente alrededor de la nariz porque es el área que tiene más glándulas sebáceas. Existen algunas causas que producen la dilatación de los poros. Algunas de ellas son:

– Genética
– Daños solares
– Cambios hormonales
– Acné
– Espinillas
– Piel poco hidratada
Suciedad atrapada, demasiado aceite, células muertas de la piel
– Limpieza inadecuada
– Uso excesivo de maquillaje
– Dieta inadecuada
– Fumar
– La pubertad o la menopausia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *