Maquillaje de ojos para el día


Aplicarse la sombra de ojos para un maquillaje de día es todo un arte, ya que debemos dar una nota de color a nuestro rostro pero sin pasarnos, sobre todo si nuestro día se desarrolla en el entorno laboral o si, como nos ocurre a la mayoría de las mujeres, te pasas el día corriendo de un lado a otro.

El truco para un maquillaje adecuado de día es elegir la textura mousse para las sombras irisadas. Para las sombras mate, elígelas en polvo. Puedes usar diferentes tonalidades y degradados, siempre suaves, para dar color a tus ojos.

Los colores que más te favorecen durante el día dependerán del tono de tus ojos. Si tienes ojos azules, elige un marrón tierra, un gris ahumado, un rosa suave o un verde kaki. Si tus ojos son verdes, puedes elegir entre el marrón, el cobrizo, el dorado o el violeta, pero teniendo cuidado de que los colores no sean demasiado intensos para el día. Si tienes los ojos marrones, para ti son perfectos los marrones oscuros y claros, azules, malva o perla para dar luz a tu mirada.

Para maquillarte, cubre la base del párpado con una sombra clara. Añade un tono más oscuro en la zona más exterior del ojo, extendiéndolo hacia el exterior y termina aplicando un tono claro en el lacrimal.

Si quieres iluminar tu mirada, utiliza sombras irisadas en crema. Aplícate unos toques de color suave en el párpado y difumínalo con el dedo. No te excedas a menos que quieras un resultado metálico.

Si te gusta más el acabado terciopelo, utiliza una sombra en polvo en varios tonos de la misma gama. Justo en las pestañas, como como si fuera un delineador, date una pincelada de la sombra oscura y en el párpado móvil utiliza el tono más suave y difumínalo.

Maquillaje,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *