Masaje con piedras volcánicas


Si buscas un tratamiento de belleza que, aparte de revitalizar y oxigenar la piel, te relaje y te ayude a combatir el dolor, sin duda ése es el masaje con piedras volcánicas que tiene la eficiacia añadida de que te ayudará a combatir el insomnio, algo que sufrimos muchas mujeres en estos tiempos de estres.

Los tratamientos con piedras volcánicas no son una novedad, ya eran utilizados en la antiguedad. Por ejemplo, Los romanos, tras tomar un baño caliente se tendían sobre el mármol frío para aliviar dolores musculares y las indias americanas utilizaban las piedras calientes sobre el vientre para aliviar los dolores menstruales.

Este masaje se realiza con piedras calientes y frías. Las piedras calientes son rocas volcánicas oscuras que pueden llegar a alcanzar los 60 grados, aunque nunca queman la piel; con este calor se logra distender los vasos sanguíneos y linfáticos. Las piedras frías suelen ser de mármol revitalizan la piel y llevan el cuerpo a una relajación total.

Esta técnica de masaje está muy relacionada con la acupuntura china, por lo que su aplicación ayuda a desbloquear las energías del cuerpo, equilibrando y restaurando su armonía, con lo que se alivia el estres y se sanan los músculos doloridos.

En el masaje propiamente dicho se combina la aplicación de las piedras calientes con la técnica del masaje tradicional de las manos. Durante la sesión, el terapeuta colocará piedras sobre los puntos energéticos del organismo o chakras: a lo largo de la columna vertebral, en el abdomen, la frente, las manos y los dedos de los pies, junto con una piedra pequeña que colocará en el llamado «tercer ojo», situado en el centro de la frente. Después aplicará un aceite especial y realizará el masaje, consiguiendo llevar nuestro cuerpo a un intenso nivel de relajación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *