Masaje facial antiarrugas


Aparte de las cremas y otros cuidados que proporcionamos a nuestro cutis, un masaje facial a la semana nos ayudará a eliminar o atenuar las patas de gallo, las arruguitas a ambos lados de las comisuras de los labios y las arrugas en la frente.

La piel del rostro necesita cuidados especiales y no basta con aplicar cremas afirmantes, hidratantes o antiarrugas, es imprescindible también un buen masaje facial rejuvenecedor al menos una vez a la semana.

Además el masaje facial descontractura y relaja los músculos del rostroque se tensan debido al cansancio y las preocupaciones, lo que hace que se nos marquen aún más las líneas de expresión. También tonifica los músculos del rostro, causando un efecto rejuvenecedor. Por otro lado, como mejora la circulación sanguínea, la piel presenta un aspecto más liso y luminoso.

Cómo realizar el masaje facial.

Utiliza una crema hidratante, antiarrugas o reafirmante, según el efecto que quieras potenciar.

Para empezar, desliza las palmas de las manos abiertas desde el escote hasta el mentón con movimientos circulares suaves mientras asciendes por el cuello. Cuando llegues al mentón, da golpecitos suaves en esta zona con el dorso de los dedos, es decir, con las manos abiertas y las palmas hacia abajo. Golpea de forma suave pero continuada y con las dos manos a la vez. De este modo lograrás que disminuya la papada.

Para suavizar los surcos nasolabiales, esa arruga que nace de la nariz y llega a las comisuras de la boca, colocaremos los pulgares a ambos lados de la nariz, y realizaremos movimientos circulares ejerciendo una pequeña presión.

– En la zona del labio superior, presiona suavemente la piel realizando círculos con la yema de los dedos índice y medio. De esta forma lucharemos contra el famoso “código de barras”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *