Mascarillas caseras para cabellos teñidos


Sabemos que los tratamientos para teñir nuestro cabello pueden dañarlo y resecarlo. Aún así, la mayoría de nosotras no renunciamos a cambiar nuestro color de pelo original bien por moda o por lograr ese color que hemos deseado tener desde siempre. Sin embargo, con el paso del tiempo, el cabello teñido, debido a las agresiones que sufre tiende a perder su brillo original, adquiriendo un aspecto opaco.

Para evitar que esto ocurra y lograr que conserves e incluso realces el color de tu pelo teñido, te proponemos tres mascarillas muy séncillas y cómodas de preparar en casa, específicas para cada tono de cabello. Sabemos que hay muchos productos en el mercado que te ayudan a mantener tu pelo en buenas condiciones, pero nunca está de más nutrirlo y aportarle vitaminas y minerales de forma natura.

Mascarilla para cabellos oscuros: Necesitas una taza de vinagre y 3/4 de taza de agua. Lávate el pelo como siempre y después mezcla el vinagre con el agua. Aplica la preparación al cabello, envuélvelo con una toalla y deja actuar la mezcla unos diez minutos. Pasado ese tiempo acláralo con agua templada más bien fría, nunca tirando a caliente.

Mascarilla para cabellos rubios: Para prepararla sólo necesitarás un tomate. Córtalo en trozos y licúalo. Después aplica el zumo de tomate sobre el cabello seco, humedeciéndolo de forma uniforme, con un suave masaje. Después lo cubrimos con un gorro de baño o un film transparente y dejamos que transcurran cinco minutos. Para terminar sólo tienes que aclararte con agua templada.

Mascarilla para cabellos rojizos: Vas a necesitar cuatro cucharadas de aceite de uva y dos gotas de aceite de romero. Mezcla los dos ingredientes y aplica la mezcla de forma uniforme sobre el cabello. Déjala actuar durante unos diez minutos y aclárate con agua templada.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *