Mascarillas para eliminar las arrugas del cuello


Pocas partes de nuestro cuerpo revelan tanto nuestra edad como el cuello. La falta de elasticidad de la piel, los cambios bruscos de peso o el haber pasado demasiado tiempo exponiéndonos al sol se reflejan perfectamente en el cuello y se traducen en la sequedad de la piel y en la aparición de arrugas bastante marcadas que hacen que nuestro cuello deje de lucir bonito y joven. Aunque el paso del tiempo es inevitable, sí podemos utilizar una serie de mascarillas naturales que nos ayuden a difuminar lo más posible dichas arrugas, devolviendo la juventud y la tersura a la piel del cuello.

Mascarilla de melón: Es muy sencilla de preparar, ya que sólo tienes que batir el melón hasta lograr una pasta consistente y aplicártela en el cuello por la noche, aclarándote la piel a la mañana siguiente. Debes prepararla inmediatamente antes de utilizarla para que conserve todas sus propiedades y utilizarla diariamente. En pocas semanas, notarás los resultados.

Aceite de coco: Cada noche aplícate una pequeña cantidad de aceite de coco en el cuello y masajea suavemente la zona durante una media hora, hasta que le aceite penetre por completo. Déjalo actuar toda la noche y aclárate la piel con agua tibia por la mañana.

Mascarilla de clara de huevo: Para prepararla necesitarás medio litro de leche, medio litro de miel líquida y una clara de huevo. Mezcla todos los ingredientes y bátelos hasta lograr una pasta homogénea. Aplícatela sobre la piel del cuello y déjala actuar durante unos veinte minutos o para terminar aclarándote con agua tibia. La clara de huevo renovará la piel del cuello al tiempo que la deja suave y brillante.

Aceite de ricino: Hay una modalidad sin olor que puedes aplicar sobre el cuello y, si quieres, alrededor de los ojos. Déjalo actuar unos minutos y aclárate con agua tibia. Poco a poco tus ojos y tu cuello recuperarán la juventud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *