Mejorar la piel de naranja


Cuando se acumulan en nuestro organismo la grasa y las toxinas, aparece la celulitis, que no sólo produce un aumento de volumen en la zona donde se acumulan, sino que además el aspecto de la piel se resiente, apareciendo hoyuelos en la piel y restándole atractivo a su apariencia, lo que se conoce como piel de naranja. Algunos medios para logralo son los siguientes:

Agua: Entre los métodos más efectivos para eliminar la piel de naranja está beber agua pero debemos hacerlo siempre en ayunas y entre horas, ya que el agua tomada durante las comidas no hidrata del mismo modo el cuerpo y en muchos casos incluso agrava el problema.

Aparatos de masaje: Para obtener resultados debemos utilizarlos habitualmente, al menos tres veces por semana. Con ello, no sólo conseguiremos movilizar la grasa, sino mejorar la piel de naranja. Si te da pereza utilizarlos, prueba a hacerlo mientras ves la televisión, así te resultará más entretenido.

Duchas frías: No se trata de torturarse, sino de aplicar el agua a la temperatura más fría que soportemos en las zonas en las que se acumula la celulitis.

Si lo hacemos todas las mañanas, ayudaremos a eliminar la flaccidez de la piel. Lo mejor es comenzar con agua templada e ir enfriándola poco a poco, para que la ducha sea menos molesta.

Guantes de masaje: Son el complemento ideal para la ducha fría. Con ellos ayudaremos a que la acción del agua sea más intensa mientras movilizamos la grasa y los líquidos retenidos y, si somos constantes, observaremos cómo mejora el aspecto de la piel de los muslos y del estómago al tiempo que perdemos algunos centímetros.

Yoga: Las diferentes posturas de yoga que desarrollamos durante una sesión nos ayudan a estimular la función de los órganos de la digestión y a estirar distintas partes del cuerpo, lo que nos va a ayudar a eliminar toxinas y líquidos retenidos, así como a tonificar la piel y los músculos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *