Ojos de gato

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Conseguir unos “ojos de gato” como los de Keira Knightley no es tan difícil como crees. Este estilo, también conocido como Vampy, se caracteriza por que puede ser tan sutil o tan agresivo como tu desees. A continuación te vamos a explicar cómo conseguir estos felinos ojos partiendo de la elección de colores como el negro, gris oscuro o caqui.

Recuerda la importancia del tono de tu piel y el color de tu cabello para que el resultado final quede mejor o peor. Comienza aplicando bajo los ojos un corrector (si lo necesitas) y la base de maquillaje que suelas utilizar. Utiliza tu eyeliner de color negro. Puede ser con punta de lápiz o pincel y aplícalo con cuidado. Recuerda aplicarlo desde el lagrimal hacia el final del ojo. Asegúrate de que la línea es más gruesa en la esquina exterior.


A continuación aplica una sombra de ojos de color oscuro. No utilices colores plata o brillantes ya que resaltará demasiado. Utiliza tu rizador de pestañas para que tu mirada luzca más. También esto permitirá que tus ojos parezcan más grandes. En la zona de la ceja utiliza un sutil brillo y tienes que retocar las mismas haciendo que el arco de que forman las mismas sea más pronunciado.


No dudes en realizar el retoque de tus cejas con tus pinzas habituales o si no tienes demasiado pelo utiliza un pequeño lápiz que te permita darles esa forma arqueada que estás buscando. Utiliza rimmel negro. Obviamente debes elegir una marca de calidad para evitar la aglutinación de la máscara en las pestañas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *