Otras formas de depilarse


Además de las que ya te hemos comentado en otras ocasiones, como por ejemplo la cera o la depilación laser, existen otras técnicas para depilarte que tal vez quieras probar para poder elegir la que mejor te convenga. Algunas de esas técnicas son:

Depilación con hilos
Esta es una antigua técnica utilizada en Oriente Medio se está convirtiendo, poco a poco, en una forma de depilarse muy utilizada. Muchos de los mejores especialistas de belleza ya están recomendando este tipo de depilación para las cejas, ya que es muy eficaz. Es curioso que por ahora sólo encontremos este tipo de depilación en pequeñas tiendas de barrio.

¿Cómo funciona? El encargado de aplicar este novedoso y a la vez antiguo método utiliza un suave hilo de algodón. Con una serie de movimientos giratorios consigue que el hilo quede enganchado a los pelos y tras tirar, consigue arrancarlos de raíz. Las zonas más habituales en las que se suelen utilizar estos hilos son: cejas, barbilla y labio superior. Este método de depilación tarda en realizarse entre 5 y 10 minutos.


Electrólisis
La electrólisis es una forma de depilación que garantiza mejores resultados que la depilación laser. Dado que la electrólisis se centra en un pelo, este proceso puede ser un poco lento. Esto le hace ideal para zonas pequeñas como por ejemplo: las cejas, labio superior y el mentón.

¿Cómo funciona? Se inserta una aguja estéril en cada folículo piloso y una vez realizado este proceso se activa un bajo nivel de corriente eléctrica que mata el folículo. El dolor de la electrólisis es mayor que con el láser, pero como ya te hemos comentado los resultados son mucho mejores. Antes de decidirte por cualquier tipo de depilación te recomendamos que consultes con un experto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *