Pasar la plancha por el cabello


La plancha para el cabello es una herramienta que te deja perfectamente peinada. Pero para utilizarla toma nota de las siguientes recomendaciones para no quemar ni dañar tu cabello.

Lava tu cabello con champú, aclara con abundate agua y aplica un poco de acondicionador para hidratarlo. Luego, seca tu pelo con una toalla, ponte gel en las puntas y a lo largo del cabello para protegerlo del calor de la plancha. Deja pasar unos minutitos y vuelve a secar tu pelo muy bien con un secador. Entonces espera espacio de tiempo antes de usar la plancha.

Recueda que la temperatura o poencia de la plancha debe ser elevada si tu cabello es muy grueso o si tienes mucho pelo. Temperatura media si tu cabello es normal y está en buenas condiciones. Temperatura baja para un cabello delgado, delicado o teñido.

Separa tu pelo en mechas no muy grandes y comienza a pasarte la plancha. Emplea un peine por debajo de la plancha para no quemarte la cara ni los dedos. No tengas prisa y ve con mucho cuidado. Para evitar que las puntas del pelo te queden abiertas, cuando llegues a ella con la plancha, gira tu mano hacia adentro o hacia afuera para curvar un poco la forma del pelo y que no te quede recto o en punta. Al terminar, ponte reparador de puntas y un poco de silicona especial en el resto del cabello.

Es importante que sepas que durante los primeros minutos, la plancha puede sacar humo y un olor fuerte: es sólo una reacción a la humedad del cabello. Sin embargo, controla que no salga humo mientras te peinas porque podría significar que estas quemando o lastimando tu pelo. Para que esto no suceda, cada vez que pongas un mechón en la plancha, no dejes pasar más de siete segundos sin deslizarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *