Perder las pestañas


La caída de las pestañas es un proceso normal que no debe preocuparte en exceso y que todos hemos sufrido alguna vez. Es muy normal que durante el día, al menos, perdamos dos o tres pestañas. Esto no debe preocuparnos demasiado ya que crecerá un nuevo folículo piloso que reemplazará a la antigua. El problema viene cuando estás perdidas son masivas y estas no consiguen volver a crecer.

Este proceso es conocido como alopecia. Esta es una enfermedad que suele golpear a los folículos pilosos de nuestro cuerpo. Si sufres este problema no dudes en acudir a tu médico para que a su vez este te envíe a un especialista. La caída de las pestañas también suele ser un síntoma del hipotiroidismo. El hipotiroidismo es un problema que se origina cuando no se produce la cantidad necesaria de hormonas tiroideas necesarias. Este problema produce una serie de trastornos en el cuerpo que deben ser controlados de inmediato por un médico.


Para que tus pestañas no sufran más de lo necesario, recuerda, que siempre debemos tenerlas bien cuidadas. Hay que tener en cuenta que ellas son las encargadas de proteger a nuestros ojos de cualquier “agresión” externa. Hay muchos productos que te ayudarán a cuidar tus pestañas, por ejemplo el aceite de almendras.

Recuerda algunos cuidados básicos:
-Nunca te acuestes sin desmaquillarlas.
-Utiliza tu rizador con moderación ya que a la larga puede terminar debilitándolas.
-Cuídalas de sol, ellas también sufren las consecuencias de los rayos ultravioleta.
-Hidrátalas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *