Cómo preparar tu bolsa de aseo de viaje

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La Navidad se acerca y es una fecha en la que, ya sea por visitar a la familia o por cambiar de aires, a muchas nos gusta viajar. Es por ello que se me ha ocurrido escribir un artículo sobre qué llevar en nuestra bolsa de aseo de viaje. Las mujeres tendemos a viajar con maletas cargadas de ropa y la bolsa de aseo no iba a ser menos.

Si vas de viaje se supone que vas a pasarlo bien y a relajarte así que olvídate de cargar con todos tus productos de belleza. A lo largo de este artículo te darás cuenta de que no necesitas tantas cosas para estar guapa.

Si por trabajo viajas muy a menudo te propongo tener una bolsa de aseo siempre preparada con artículos que sólo utilices para los viajes. Al no tener que hacer y deshacer la bolsa de aseo continuamente ahorrarás tiempo y no olvidarás nada. Eso sí, cada vez que vuelvas debes reponer los productos que se te hayan terminado.

Antes de prepararla ten en cuenta que si vas a viajar en avión los productos líquidos han de ser facturados…

A continuación te ofrecemos algunos consejos interesantes para preparar tu bolsa de aseo en cualquier época del año:

1. Escribe una lista con todo lo que vas a necesitar al menos un día antes del viaje. Así sabrás si tienes de todo o necesitas comprar algo con antelación. Algunos artículos imprescindibles:

– Desmaquillante de ojos
– Crema hidratante
– Un set de sombras de ojos: con una paleta de cuatro colores es suficiente. Podrás utilizarlas por separado o mezclarlas entre sí.
– Dos barras de labios: una natural y otra más sofisticada.
– Base de maquillaje mate, así no tendrás que llevar polvos.
– Máscara de pestañas.
– Un lápiz de ojos con sacapuntas incorporado del color que más te favorezca (marrón o negro).
– Kit mini cepillo y pasta de dientes (en farmacias).
– Jabón para la cara. Los más prácticos son de pastilla ya que así no se derraman.
– Champú y acondicionador 2 en 1.
– Crema para el sol si te diriges a un destino cálido.
– Un cepillo para el pelo.
– Unas pinzas de depilar.
– Una cuchilla de afeitar.

2. Nunca tires las muestras que te den en perfumería, son ideales para viajar.

3. Compra botes pequeños en cualquier droguería para rellenar de tu champú (no cargues con los botes gigantescos de tu casa).

4. Evita artículos innecesarios como el gel, el secador, miniset de costura o toallas. En la mayoría de hoteles tienen de todo y si vas a casa de alguien de visita te podrá dejar lo que necesites.

5. Cuando tengas todos los productos seleccionados haz una foto. De esta manera cuando vayas a volver sólo tendrás que ver la foto para no olvidar nada en el hotel.

6. Mete el champú y productos que puedan derramarse dentro de una bolsa con autocierre.

7. Elige una bolsa de aseo con varios compartimentos y cremallera. Si es posible que tenga una percha para colgarla. Así lo tendrás todo a la vista y no tendrás que deshacerla en el hotel.

Si después de todo se te olvida algo no te agobies, siempre puedes comprar el producto que necesites. Sólo relájate y ¡pásalo bien!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *