Qué utilizar en la pedicura

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


A veces cuidar de nuestros pies se convierte en algo que dejamos a un lado y no lo vemos como un asunto importante en nuestro quehacer diario, sin embargo los pies son una de las partes mas maltratas de nuestro cuerpo. El calor y la humedad que ellos en muchas ocasiones conservan son sin duda agentes dañinos que los van deteriorando sin apenas darnos cuenta.

Como una forma de conservar en buen estado a nuestros pies dándoles el merecido trato que necesitan encontramos la pedicura. Esta es una manera de hacerles estar radiantes y saludables. Siempre se deben mantener las uñas cortas, por lo que debemos contar en nuestro neceser con un lima para pies. También debemos tener un gel con el fin de masajearles, un separador de dedos, jabón para lavarlos bien y dejarlos limpios, un empuja cutículas, un quita esmalte y si queremos darle un retoque extra no esta demás pintar las uñas con el color que deseemos.

Para empezar es bueno siempre tener en cuenta que lo recomendable es sumergir los pies en un recipiente de agua tibia para relajarlos. Además, esto nos permitirá eliminar más fácilmente esas durezas que no son nada estéticas. Después de 15 minutos de mantenerlos sumergidos en el agua los sacamos asegurándonos de que queden bien secos.

Utilizaremos piedra pómez para sacar esas partes duras de la piel del pie, sobre todo de los talones los cuales suelen ser las zonas más dañadas (soportan el peso corporal). Quita las cutículas después de cortar, limpiar y retirar la suciedad acumulada. Recuerda que nuestros pies hablan mucho de nosotros mismos, de la importancia y cuidado que le damos al cuerpo por eso siempre es bueno cuidarlos constantemente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *