Rastas naturales

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Las rastas son cada una de las trenzas que forman un tipo de peinado característico de los rastafaris. Se utilizaban ya en la época de los antiguos griegos; probablemente ahí tiene su origen el mito de Medusa. También pueden encontrarse vestigios que sugieren el uso de rastas en las culturas azteca, maya y egipcia.

Una forma de lograr este peinado es tomar mechones de pelo e ir dándoles vueltas con dos dedos desde la raíz a la punta. En la cultura rasta no se usan productos químicos en el cabello para crear los dreadlocks, sino que estos se forman naturalmente sin usar ningún peine.

Lo único que necesitas es tener el pelo limpio y sin ningún tipo de producto (nada de geles o espumas), y una aguja de ganchillo.

Antes de empezar es importante seccionar bien el pelo. Puede parecer mucho trabajo pero es altamente recomendable, ya que si no lo haces corres el peligro de que algunas rastas queden más gruesas que otras y diferentes espacios entre ellas. Empieza por la nuca y sigue hacia arriba, puedes seccionar la cabeza entera o sólo las filas que vayas enrastando. Procura hacer las secciones uniformes y del mismo tamaño, utiliza gomas del pelo para separar los mechones.

Cada mechón de pelo se va mezclando y enredando entre si y tirando para que se vaya formando la rasta hasta que llegues al final del mechón. Te puedes ayudar con la aguja de ganchillo para que queden más compactas y bonitas.

Al concluir el proceso de trenzado se aconseja frotarlas diariamente con las palmas de las manos para acelerar el proceso de compactación.

Con el paso del tiempo puede ser que las raíces queden “flojas”, para evitar este efecto utiliza la aguja de ganchillo para meter la rasta por la raíz (si es necesario varias veces), en sentidos opuestos para que no se divida en dos la raíz. Esto sucede conforme el pelo va creciendo axial que es algo normal.

Además puedes adornar tu rastas con bolitas o aros para un look aún más personal.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *