Recetas naturales para mantener tus senos bellos durante la lactancia


Durante el embarazo y la lactancia, debido a los cambios hormonales, se producen también cambios en los senos para prepararlos para la producción de leche. Por ello debemos concederles un cuidado especial para evitar problemas como las grietas, piel arrugada, y, de ese modo, mantener la belleza de tus senos. Para lograrlo te presentamos una serie de recetas naturales que puedes utilizar sin peligro para tu bebé que debes aplicar en los senos cada día mediante masajes suaves:

Crema nutritiva de sésamo: Necesitas 20 cucharadas de aceite de sésamo, una yema de huevo, una cucharadita de sal marina, una cucharadita de lecitina, cuatro cucharadas de vinagre de sidra y una cucharadita de miel ligera. Para preparar la crema mezcla cuatro cucharadas de aceite de sésamo, la yema de huevo y la sal marina. Remueve hasta que todo quede bien mezclado y añade cuatro cucharadas más de aceite y la lecitina y sigue removiendo. Cuando la mezcla sea homogénea añade el vinagre de sidra, la miel y el aceite restante. Remueve unos minutos más y después envásala y guárdala en el refrigerador para que se conserve para su uso.

Remedios para senos agrietados:

– Mezcla media corteza de limón y 1 yema de huevo y aplíca la mezcla como una mascarilla normal, dejándola actuar durante veinte minutos. Enjuágate la piel y deja que los senos estén al descubierto para que se sequen al natural.

– Vierte 25 g de raíces de consuelda en 1 litro de agua hirviendo. Deja reposar durante 15 minutos y filtra la cocción. Aplícatelo a temperatura tiba dos veces al día. Aclárate la piel y deja que los senos estén al descubierto para que se sequen al natural.

– Pasa unas gotas de la leche materna por los pezones varias veces al día, ya que, por su composición, desinfecta, suaviza y cicatriza las heridas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *