Rejuvenece practicando Shiatsu


El término Shiatsu procede de Shi (dedo) y atsu (presión) porque define un método de masaje por presión que combate el desequilibrio del cuerpo y el espiritu. Es una técnica de la medicina tradicional china y sigue los mismos principios de energia que la acupuntura. Fue el japonésTamai Tempaku quien elaboró la técnica actual del Shiatsu al combinar las técnicas tradicionales y los conocimientos fisiológicos y anatómicos de la medicina occidental.

Este masaje estimula el sistema circulatorio, el sistema linfático y el buen funcionamiento del sistema nervioso, y su efecto más notable es que rejuvenece ya que también ayuda a disminuir el estrés, el insomnio y consolida las capacidades de auto-sanación del cuerpo, lo que ayuda a una mayor regeneración de las células y a incremenentar la oxigenación de las mismas, rejuveneciendo los tejidos.

La terapia Shiatsu ayuda a equilibrar trastornos de origen emocional que con el tiempo se van somatizando a enfermedades corporales palpables. Por ello, el terapeuta debe darse un tiempo para conocer al paciente, saber sobre sus hábitos de vida, las personas con las que convive y, de ese modo tratar de identificar así las áreas que debe reforzar y prevenir.

Las sesiones de Shiatsu duran entre una hora y una hora y media y la frecuencia de las sesiones dependerá solamente del estado en que se encuentre la persona, ya que, si está muy desequilibrada (energéticamente hablando), necesitará comenzar con una mayor frecuencia de las sesiones para luego irlas espaciando.

Para recibir el masaje hay que acostarse en una camilla o colchoneta, ya que durante éste se presionan puntos de acupuntara y se estiran y rotan las partes del cuerpo. Se inicia el masaje por los pies, continuando con las piernas, la cintura, la espalda, cuello y cabeza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *