Remedios caseros contra la caspa

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La caspa es un mal común en nuestra sociedad, la sufren una de cada dos personas en todo el mundo. Por desgracia, para los que la sufren no es algo que se pueda disimular fácilmente, ya que su presencia no deja indiferente a nadie.

Todos recordaréis esas desagradables partículas blancas. Son simplemente células muertas que se desprenden de la piel de manera acelerada. Este rápido desprendimiento provoca un proliferamiento de microorganismos en el cuerpo cabelludo.

El responsable podría ser un hongo llamado Pityrosporum ovale que, según comentan, a la larga puede crear un problema grave en el cuerpo cabelludo, ya que facilita la acumulación de células muertas y esto a su vez provoca la caída del pelo.

Entre las causas más comunes que ocasionan este problema están el estrés, la sobreactividad de las glándulas sebáceas, la dermatitis seborreica, la contaminación, cambios de estación, entre otros.

Este mal suele aparecer durante la pubertad, por los cambios hormonales, o entre personas de edades comprendidas entre los 20 y los 30. Es raro que aparezcan en personas de la tercera edad.


Los síntomas que produce son una sensación de picor. Al arrascarnos lo único que provocamos es que la infección se expanda por una mayor región de la cabeza.

A continuación os presentamos algunos remedios caseros para combatir la caspa:

Vinagre de sidra

1- Coger un poco de vinagre de sidra. Este tiene propiedades fungicidas y desinfectantes.
2- Lo mezclamos con un poco de limón y sal .
3- Una vez hecha la mezcla humectamos el cabello y lo dejamos actuar durante algunas horas.
4- Para acabar lavaremos y enjuagaremos nuestro cabello.

Romero

1- Coger una taza y poner agua a hervir.
2- Añadir una cucharada pequeña de romero machacado.
3- Dejar unos minutos a que se concentre y pasar por un colador.
4- Una vez realizado estos pasos tendremos un enjuague ideal que debemos aplicar una vez al día.

Remedio de papas

1- Coger cuatro patatas y ponerlas a hervir.
2- Retiramos el agua obtenida y le añadimos 10 gotas de yodo, de aceite de lima y de jugo de un limón y unas gotitdas de aceite de almendras.
3- Introducimos la mezcla en un recipiente y lo metemos a la nevera.
4- Este remedio hay que usarlo siempre 15 minutos antes de lavarse el pelo.

Zumo de manzana

1- Coger cinco manzanas y extraer su zumo.
2- Lo añadimos a un recipiente y le introducimos 3 veces la parte proporcional al zumo de manzana.
3- Una vez obtenida la mezcla lo podemos aplicar en nuestro cabello a la vez que nos proporcionamos unos suaves masajes.
4- A continuación lavamos y enjuagamos nuestro pelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *