Remedios caseros para los labios secos o agrietados


Los labios son una de las partes más sensibles de nuestro rostro, ya que la piel que los cubre es muy fina y no goza de una protección natural como la melanina. Por ello, sufren más ante la exposición a agentes externos como el sol, el frío o el viento, y pueden terminar resecándose y, a consecuencia de ello, agrietándose. Para evitarlo, aquí tienes unos productos caseros para lucir unos labios bellos e hidratados en cualquier época del año:

Bálsamo de almendras para los labios resecos: Vas a necesitar 100 gramos de cera blanca de abeja y 100 gramos de aceite de almendras. Calienta la cera de abeja al baño María, hasta que esté completamente fundida. Añádele entonces el aceite de almendras sin dejar de remover la mezcla hasta que obtenas un líquido homogéneo. Cuando esté bien mezclada, viértelo todo en un tarro que tengas preparado para ello. Cuando se seque, ya tienes tu bálsamo para utilizarlo cuando lo necesites.

Pasta de aguacate: En un bol, corta en trozos pequeños medio aguacate sin piel y tritúralo hasta que obtengas una pasta de aguacate. Cuando esté lista, añádele cinco gotas de aceite de oliva. Bate la preparación con una espátula y, cuando adquiera una consistencia homogénea, aplica la pasta sobre los labios y déjala actuar durante quince minutos. Después aclárate bien los labios con agua tibia.

Crema para combatir la sequedad de los labios: para prepararla necesitas 20 gramos de cera de abeja, 60 gramos de manteca de cerdo y un racimo de uvas negras. Derrite la cera y la manteca al baño maría y, cuando estén líquidas, añade las uvas partidas por la mitad. Cuando esté todo bien mezclado, cuela la preparación en un tarro donde guardarás la crema. Aplícatela en los labios en cuanto los notes resecos. Esta crema también se puede utilizar en las manos maltratadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *