Sanear tu cabello después del verano


Las largas horas de sol en la playa, la montaña o la piscina te han dejado una piel bronceada y seguramente te han recargado de energía, pero también habrán tenido un efecto negativo sobre tu cabello, como también ha ocurrido con el agua del mar, el cloro de la piscina, etc. No es raro que, al volver de vacaciones, notes tu pelo áspero y encrespado, muy seco y difícil de peinar, ya que ha estado sometido a muchas agresiones externas. Por ello conviene ponerse manos a la obra y recuperar la salud y el brillo del cabello tras las vacaciones.

Si tus puntas están muy abiertas y no tienen solución, lo mejor es que vayas a la peluquería a que te las corten y, de ese modo, saneen tu cabello. Si quieres, es un buen momento para un cambio de look tras las vacaciones y si no, basta con sanear las puntas, pero no te apliques tinte ni mechas, ya que empeoraría el problema. Tampoco utilices planchas para el pelo para alisarlo ni para rizarlo, ya que debes dejarlo descansar durante una temporada.

Una vez saneado, debes hidratarlo en profundidad y nutrirlo, para lo cual puedes utilizar cualquiera de las mascarillas que hay en el mercado para tu tipo específico de cabello o aplicar alguna mascarilla casera para devolverle el brillo.

Otra buena idea es, una vez a la semana lavarte el pelo y después aplicarte aceite hidratante. Después envuelve el cabello en una toalla que hayas calentado previamente con la plancha y déjalo envuelto durante veinte minutos. El calor de la toalla favorecerá la penetración de los ingredientes del aceite en tu cabello, hidratándolo en profundidad. Una vez pasados los veinte minutos, lávalo con tu champú habitual. Si quieres, también puedes hacer este tratamiento con aceite de oliva, lo que te proporcionará unos resultados espectaculares.

Cabello, Consejos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *