Semillas de girasol para rejuvenecer


Las semillas son, en su mayoría, una gran fuente de energía y minerales que podemos utilizar en nuestra belleza y las semillas de girasol no son una excepción. Un puñado de estas semillas contiene casi toda la cantidad diaria recomendada de vitamina E, que es un gran antioxidante para la piel. Por ello, cuando estás comiendo pipas, no sólo estás disfrutando del sabor, sino ayudando a tu piel a verse más joven.

Se ha combrobado que las semillas de girasol fortalecen el corazón y ayudan a combatir el envejecimiento, al tiepo que, dado su alto contenido en minerales, nos aportan oligoelementos esenciales para nuestro cuerpo.

Según los especialistas, las mujeres deberíamos consumir 15 mg. diarios de vitamina E. Podemos tenerla en cápsulas, pero si te gusta más lo natural, los frutos secos son nuestros aliados, así que de vez en cuando puedes llevarte una bolsa de pipas de girasol a la oficina, que te ayudarán a estar más bella durante más tiempo. Eso sí, no debes abusar de ellas, ya que su contenido en aceite las hace un alimento bastante calórico, por lo que debes limitar la cantidad que ingieres al día.

Por otro lado, el aceite de girasol también puede ayudarte a tratar el cabello si lo tienes seco. Basta con que te lo apliques en el pelo con un suave masaje y dejarlo actuar durante unos minutos con la cabeza envuelta en una toalla caliente para facilitar su absorción. Después lávate el pelo con los productos que utilices habitualmente y comprueba los resultados.

También es muy útil para combatir la sequedad de la piel. Aplícalo con un algodón en las zonas más secas de tu piel. Hazlo antes de acostarte y lávate cuando te levantes a la mañana siguiente. Comprobarás como la resequedad va desapareciendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *