Sérum, el elixir de la belleza


Sin lugar a dudas, si existe un elixir para la belleza, ése es el sérum, ya que desintoxica y mima la piel, devolviéndola todo su resplandor ya que, dada su gran concentración de principios activos, actúa en las capas más profundas de la piel. Por otro lado tienen la ventaja de que se absorben al instante y que con unas gotas se puede recuperar la piel más estropeada.

El sérum es el mejor tratamiento de choque a partir de los treinta años, que es cuando la piel comienza a necesitar ayuda para mantener la belleza y elasticidad de la que ha gozado hasta ese momento, aunque todavía sea pronto para usar una crema anti-edad. Eso sí, el sérum no sustituye a la crema hidratante, y no debemos olvidarnos de aplicárnosla después del sérum. Sea cual sea la necesidad específica de nuestra piel, existe un sérum ideal para ella, así como para el contorno de los ojos y el cabello.

Podemos aplicarnos el suero por la mañana y por la noche, siempre antes de nuestra crema habitual. Para aplicarlo de forma correcta primero deberemos limpiarnos la piel del rostro y después aplicar unas gotas de producto, que extenderemos con masajes suaves por la piel del rostro, el cuello y el escote. Si prefieres aplicártelo sólo una vez al día, lo mejor es que lo hagas por la noche, que es cuando la piel realizar la renovación celular.

Sea cual sea tu marca de belleza preferida, bien sea de las más exclusivas o de las más populares, puedes encontrar un sérum de belleza específico para ti. Si conviertes la aplicación del sérum en parte de tu rutina diaria de belleza, observarás cómo tu piel recupera brillo y juventud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *