Soluciones a las piernas hinchadas


Muchas veces nos pasa que cuando tenemos las piernas cansadas se nos hinchan. Esa sensación de pesadez en las piernas es porque las tenemos hinchadas, incluso algunas veces nos producen dolor. Esto preocupa por nuestra salud y también porque no favorece estéticamente nada tener unas piernas proporcionadas con el resto de nuestro cuerpo.

Este problema es especialmente visible durante el verano, ya que en esta época del año nuestras piernas suelen estar al descubierto. Con las piernas hinchadas la verdad que no apetece mucho ponerse bañadores, bikinis y faldas cortas, son prendas que no te van a sentar todo lo bien que deberían. Pero tenemos soluciones. Ha llegado el momento en que dejemos de preocuparnos y pongamos los medios para remediar o mejorar este problema que también afecta a nuestra salud.

Lo primero que hay que saber es que las piernas hinchadas es un problema que ocurre por una mala circulación de la sangre. Aparece por la insuficiencia en las venas, lo que produce un estancamiento de sangre en la parte inferior de nuestro cuerpo, produciendo retención de líquidos (edema periférico). También puede ser un signo de insuficiencia hepática, renal o cardiaca.

Por otro lado, existen determinados medicamentos (antidepresivos) y hormonas (esteroides) que reducen la presión arterial provocando que las piernas se hinchen de una forma poco normal. Otras causas que pueden producir las piernas hinchadas son los traumatismos y las infecciones. Las piernas hinchadas también se pueden deber a una retención de líquidos del cuerpo, debido a que el organismo no ha regulado bien la cantidad de agua que necesita.

Para mejorar esta situación, toma nota de los siguientes consejos:

– No mantengas las piernas en reposo durante mucho tiempo, es decir evita las actividades sedentarias. Practica deporte con frecuencia o sal a pasear.
– Estar mucho tiempo sentada impide al sistema linfático que pueda drenar algunos líquidos. Levanta las posaderas de la silla y mueve tu cuerpo.
– Haz ejercicio: El ejercicio te dará muchos beneficios, además de mejorar la circulación en tus piernas.
– Usa ropa apropiada, por lo menos que no sea demasiado apretada, ya que ésta impide la buena circulación de la sangre.
– Consume alimentos apropiados: Procura hacer una dieta basada en alimentos naturales, nada de preparados o congelados.
– Bebe mucho líquido, aunque parezca contradictorio, una de las principales causas por la que muchas personas retienen los líquidos es por la deshidratación.
– Evita el consumo de alcohol y tabaco, ya que disminuyen la circulación sanguínea en las piernas.
– Utiliza medias de presión en las piernas porque favorecen la circulación.
– Hazte masajes que te ayudarán a drenar el sistema linfático, eliminando de tu organismo materiales sobrantes.

Piernas,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *