Sube el volumen a tu pelo

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La falta de volumen está condicionada por varios aspectos, pero no hay nada que un buen corte y unos cuantos productos no puedan arreglar.

El pelo pegado al cuero cabelludo y caído sobre el rostro es desesperante para todas las mujeres que lo padecen.

La falta de volumen y movimiento pueden estar ocasionados porque el pelo sea muy fino o porque sea muy largo. En este último caso es el propio peso del pelo el que actúa como lastre.

Además si se tiene la cara alargada o redonda al enmarcar el rostro el cabello incrementa el efecto y resulta poco favorecedor.

Un detalle importante para solucionar este problema es elegir un buen cepillo. Si se tiene el pelo fuerte el cepillo más indicado es el de cerdas de nailon.

Si por el contrario el cabello es fino y delicado, hemos de optar por uno de cerda natural.
También podemos elegir un cepillo que combine cerdas de ambos tipos, te servirá para cepillar cualquier tipo de pelo.

En contra de la creencia popular SIEMPRE se debe usar acondicionador ya que nuestro pelo estará más manejable e hidratado. Si tu pelo es muy fino no lo apliques en la raíz y acláratelo bien.

Además de todo esto te ofrecemos cinco trucos que pueden ayudarte a conseguir un pelo de ensueño:

1. Sécate el pelo boca abajo

Tras lavarte el cabello retira el exceso de humedad con una toalla (sin frotar) y con el secador “sacudiendo” el pelo. Después sécatelo boca abajo utilizando el difusor.

2. Utiliza un producto voluminizador

Hay muchísimos en el mercado y para todos los bolsillos. Mis favoritos son los de peluquería profesional (por ejemplo los de Wella)

3. Ponte rulos
Los rulos pueden convertirse en tus mejores amigos si se trata de conseguir un volumen espectacular. Para ahorrar tiempo puedes utilizar los que se calientan.

4. Cárdalo

No es un método muy ortodoxo pero su eficacia está fuera de toda duda. Ponte boca abajo y masajea tu cuero cabelludo con las yemas de los dedos o levanta las raíces con un peine de púas anchas. Después échate bastante laca y levanta la cabeza hacia atrás rápidamente.

5. Duerme con el pelo húmedo y recogido

No te seques el pelo del todo y recógelo en la coronilla en un moño, sin tensar. Lo mejor es recogerlo con una pinza para evitar las antiestéticas marcas que dejan las gomas del pelo. Al despertar sólo tienes que soltártelo y voila! Cabello con volumen sin esfuerzo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *