Sustitutos de productos de belleza


Te estás maquillando y, por muchas vueltas que le das al neceser, no encuentras justo ese producto que te está haciendo falta. Ya sea una crema limpiadora o un desmaquillante, puedes, en un caso de emergencia, sustituirlo por otros productos que harán la misma función y te sacarán del apuro.

Si no tienes jabón para limpiarte la cara, puedes utilizar el zumo de media naranja, aplicándolo con una gasa. Déjalo reposar un minuto y después usa otra gasa empapada en agua para quitar los restos de zumo. Mientras lo retiras, masajéate el rostro, con lo que lograrás una limpieza más profunda.

Si se te ha terminado el polvo compacto, puedes eliminar el brillo del maquillaje aplicando un cubo de hielo cubierto con un kléenex. Aplícalo con pequeños toques y al tiempo que eliminas el exceso de maquillaje, fijarás el que quede en el rostro, con lo que será más duradero.

Si te has quedado sin rimmel, utiliza el cepillo del rímel humedecido con un poquitín de vaselina líquida. Aplícalo sobre tus pestañas y verás cómo aparecen más largas y abundantes.

Si lo que te falta es un tónico para cerrar los poros antes de aplicarte la crema hidratante, cuece una cáscara de naranja en un poco de agua y déjalo enfriar. Aplícalo como tónico y notarás tu piel fresca y relajada.

Si no tienes crema para desmaquillarte, pon un poco de aceite de oliva en un pañuelo de papel y pásalo suavemente por el rostro, evitando que caiga en los ojos. Después lávate la cara con un jabón suave y sécate con una toalla dando pequeños toques.

Si te has quedado sin barra de labios, píntalos con un lápiz rojizo para después extender vaselina sobre ellos. De ese modo lograrás darles color y volumen y pocos notarán la diferencia.

Consejos, Maquillaje,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *