Terapia de chocolate


El chocolate a parte de estar buenísimo es rejuvenecedor y muy nutritivo para la piel. Puedes deleitarte de un buen baño reparador a base de chocolaterapia, prueba este delicioso tratamiento que mezcla todos los ingredientes: dulzura, aroma, belleza, salud y placer en armonía.


Primero mezcla la miel, el azúcar y cacao amargo.


Aplica la preparación sobre el rostro realizando un suave masaje circular.
También lo puedes aplicar en el cuerpo, el masaje podrá ser más vigoroso.


Enjuaga con abundante agua tibia para eliminar todo el chocolate.


Derrite el chocolate también amargo al baño maría y añade la crema de leche.


Deja reposar el conjunto y una vez tibio aplícalo sobre el rostro a modo de mascarilla, haciendo movimientos circulares con las yemas de los dedos.


Deja actuar la mascarilla durante un cuarto de hora o hasta que seque por completo. Para terminar, retira el chocolate con abundante agua tibia. No es recomendable comerselo, aunque a veces sea inevitable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *