Terapia fotodinámica para eliminar las varices

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


las varices, además de antiestéticas, son una dolencia crónica que nos puede acarrear diversas complicaciones. Sin embargo, para eliminarlas ya contamos con un nuevo aliado, la terapia fotodinámica, que nos ayudará a eliminarlas de una forma eficaz, rápida e indolora.

La terapia fotodinámica combina dos procedimientos: la aplicación de Láser Neodimio-Yag con el tratamiento previo de la vena afectada mediante una sustancia fotosensibilizante, microespumas de polidocanol.

Con el láser se logra la coagulación y colapso de las paredes vasculares y, por tanto, la eliminación de la variz de una forma más segura, más precisa y más eficaz.

Se emplea el láser Nd-Yag (Neodimio-Yag) porque es de pulso corto, lo que disminuye el tiempo que la piel está expuesta al láser. Esto hace que la luz afecte poco a la melanina (o pigmento de la piel) y mucho a la hemoglobina (pigmento de la sangre), lo cual lo hace más selectivo y efectivo.

Se trata de un tratamiento más completo puesto que se tratan con igual buen resultado las varices que han sido consideradas tradicionalmente quirúrgicas como las finas arañas vasculares La eficacia es mucho mayor porque con el láser se aprovecha el 15% de su energía, mientras que con la aplicación adicional del polidocanol se logra un rendimiento del 85%. De este modo, tanto las varices más graves que hasta ahora sólo podían tratarse con medidas quirúrgicas como las pequeñas arañitas vasculares que sólo son un problema estético quedan resueltas en una única sesión con dos sesiones de recuerdo posteriores.

Esta ténica está indicada tanto para tratamientos superficiales como medianamente profundos (de 7 a 9 mm) y en venas de espesor mayor a 1 mm y menor de 4 mm. Además resulta definitivo si la variz está bien tratada, aunque no hay que descartar alguna recanalización local.

La gran ventaja de este tratamiento que no es necesaria anestesia ni hospitalización, con lo que nos podemos reincorporar inmediatamente a nuestra vida cotidiana después de recibirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *