Termosudación para perder peso

Hacer una dieta de adelgazamiento para perder peso es algo que a veces se hace cuesta arriba. Por ello, cualquier ayuda para perder esos kilos de más es siempre bienvenida. Una de estas ayudas que te permitirá no sólo eliminar más rápidamente los kilos sino también combatir la celulitis la tienes en la termosudación.

Mediante la termosudación logramos eliminar líquidos y combatir la celulitis de las zonas rebeldes. Es una técnica que resulta muy agradable, sencilla de practicar, no produce molestias ni tiene efectos secundarios. El tratamiento de termosudoración se recibe tumbada en una camilla, y para comenzar el profesional nos dará un masaje suave con cremas reductoras, que serán más efectivas cuando aumente la temperatura corporal. Después nos cubrirán el cuerpo totalmente con un filmo osmótico y después con unas mantas especiales para dicho tratamiento, que nos ayudarán a mantener una temperatura constante. Nos cubrirán también los pies para evitar que se escape el calor por ellos, permitiendo así que el paciente sude y elimine toxinas durante los treinta minutos que dura el tratamiento. Durante este tiempo lo mejor es mantenerse relajada, ya que así favoreceremos la sudoración.

Pasado el tiempo del tratamiento, se retira la manta térmica y el film que cubre nuestro cuerpo y se seca la piel con una toalla. Lo mejor, para obtener resultados, es realizar una o dos sesiones por semana.

Sin embargo, no es un tratamiento milagroso que haga que los kilos desaparezcan sin más, sino que debes combinarlo con una dieta equilibrada, baja en grasas para lograr la pérdida de peso. También es aconsejable realizar ejercicio suave durante media hora tres o cuatro días a la semana y beber abundante líquido, para ayudar así a la eliminación de líquidos que se produce durante el tratamiento.

Tratamientos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *