Tonificar y estilizar los muslos


Muchas de nosotras no estamos contentas con nuestros muslos, nos gustaría que fueran más ágiles, más firmes y hacer desaparecer la celulitis de ellos. Pues bien, siguiendo estas pautas puedes conseguir los muslos que siempre has soñado, firmes y tonificados:

– Toma los hidratos de carbono por el mediodía, ya que, si los tomas para la cena, tienden a acumularse en los muslos. Es preferible una cena ligera con verdura y una proteina suave, como pescado.

Bebe mucha agua, que te ayudará a eliminar líquidos y toxinas.

– Después de la ducha o el baño, date duchas de agua fría, no helada, en los muslos. Esto te ayudará a tonificarlos y al mismo tiempo estimulará el metabolismo y movilizará la grasa localizada.

Ejercicios específicos para reducir los muslos:
La silla: Apoya la espalda en la pared y separa un poco los pies, que estén paralelos a la anchura de tu cadera. Flexiona las piernas hasta quedarte sentada en un asilla imaginaria. Mantén la posición unos segundos y vuelve a ponerte de pie. Haz 3 o 4 series de 10 movimientos y descansa unos segundos entre cada serie.

Flexiones: Ponte de pie, con los brazos separados a la anchura de la cadera y las palmas de las manos sobre los muslos. Flexiona las rodillas estirando los brazos hacia adelante y vuelve a la posición inicial. Haz entre 20 y 30 repeticiones.

Saltos largos: Con los pies juntos, salta tan lejos como puedas. Hazlo unas tres veces por minuto durante cinco minutos, con lo cual lograrás una serie de 15 saltos. Esfuérzate por llegar lo más lejos que puedas, meciendo los brazos cuando saltas hacia adelante.

Saltos altos: Durante noventa segundos, salta tan alto como puedas, eso sí, con cuidado de no hacerte daño.

Repite estos ejercicios al menos cinco veces por semana y rápidamente observarás los resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *