Tratamientos para combatir la retención de líquidos


Para evitar la retención de líquidos deberemos introducir cambios en nuestra alimentación y realizar un poco de ejercicio, pero si queremos obtener resultados más rápidos, podemos recurrir a alguno de los tratamientos estéticos que se siguen para este fin, con lo que lograremos una figura más tonificada:

Terapia vibracional. Es uno de los tratamientos más nuevos y está indicado para personas de cualquier edad y condición física, ya que la persona que lo recibe no tiene que realizar casi ningún esfuerzo. Este proceso consiste en una plataforma que realizar un masaje vibratorio en los puntos reflejos de la planta del pie, lo que hace que se activen los procesos metabólicos y con ellos la eliminación de los líquidos acumulados.

Drenaje linfático. Es seguramente el tratamiento más conocido contra la retención de líquidos. El objetivo del masaje es hacer llegar a las zonas linfáticas sanas el exceso de líquido acumulado. Está especialmente indicado para tratar la retención de líquidos en la zona del rostro y en todo el cuerpo. Además de eliminar líquidos, mejor la circulación, las varices y la celulitis. También está indicado en la eliminación de líquidos acumulados como efecto secundario de ciertos tratamientos médicos.

Presoterapia. Se utiliza en la fisioterapia y en la medicina estética. Se realiza introduciendo los brazos y las piernas en un aparato similar a los manguitos hinchables que usan los niños para nadar. A estos aparatos se les suministra aire a presión bien dosificado, y es esta presión la que favorece el drenaje de los líquidos.

Endermología. Sirve para eliminar toxinas al tiempo que reduce la retención de líquidos. Se realiza mediante un masaje intenso en la zona en la que se retienen líquidos mediante rodillos y aspiración de la superficie cutánea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *