Trucos para maquillar tus pómulos


Aunque los pómulos ocupan la mayor parte de nuestro rostro, muchas veces no los maquillamos o lo hacemos sin prestarles demasiada atención porque nos concentramos en destacar otros rasgos como los ojos o los labios. Sin embargo, debemos saber que lograremos un maquillaje aún más perfecto si resaltamos la forma de nuestros pómulos. Por otra parte, si quieres disimularlos o resaltarlos, también existen algunos trucos para lograrlo.

Si tu rostro es ovalado, puedes acentuar la estructura ósea del mismo aplicando sobras de colores naturales sobre las mejillas y las sienes.

Si tu rostro es redondeado, lo mejor es aplicar colorete en las mejillas y sombras intensas en la línea del mentón para delinear mejor tu cara. Para delimitar mejor los pómulos en este tipo de rostro, antes de aplicar el colorete frunce los labios. De ese modo tus pómulos se destacarán y podrás maquillarlos con más facilidad.

Si tu rostro es anguloso, utiliza sombras de colores intensos en la línea del mentón y colorete en los pómulos. De este modo lograrás suavizar los ángulos de tu rostro.

El paso del tiempo también deja sus huellas en nuestros pómulos y hace que poco a poco “se caigan”. En este caso, si no quieres acudir a un cirujano plástico a que lo solucione, lo mejor es que te apliques cremas tensoras que contentan la enzima Q10 y no olvides hidratar tu rostro. De este modo, conseguirás que tus pómulos se mantengan jóvenes.

También puedes solucionarlo mediante el efecto óptico que te proporciona el colorete, elimiando esa sensación de cansancio de tu rostro. Para ello, debes dibujar un triángulo con un fondo de maquillaje más oscuro del que utilizas normalmente en la parte superior de las mejillas. Extiéndelo hacia arriba con los dedos y dentro del triángulo. Después, aplícate el colorete siempre en sentido ascendente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *