Uñas de Shellac para una manicura perfecta

esmaltes_shellac
Dentro del mundo de las manicuras han ido surgiendo alternativas a los esmaltes convencionales y a las uñas postizas que han ido evolucionado en diferentes técnicas que permiten lucir una manicura mucho más duradera y resistente. Después de las uñas de gel, de las de porcelana y de las de cristal, el último grito en manicura es el Shellac, un esmalte de última generación que te dejará boquiabierta.

Resistencia y brillo

El Shellac no es, en realidad, una técnica de manicura en sí mismo, es un esmalte específico de larga duración que proporciona un acabado similar al gel, aunque no se pueden moldear las uñas, brillante y respetuoso con nuestras uñas. Este innovador producto lleva ya unos cuántos años en el mercado español y, en los últimos meses, ha conocido un gran boom.

uñas_shellac
La gran diferencia es la naturalidad de la uña. No se trabaja con un postizo ni se crea una uña falsa, simplemente se realiza una manicura normal con un esmalte que dura quince días brillante, sin descascarillarse y cuya aplicación es rápida y sencilla, aunque no puede realizarse en casa.

Uñas protegidas

Si lo tuyo es llevar las uñas naturales pero te gustan los colores vivos y quieres olvidarte durante unas cuantas semanas de tener que repasar el esmalte, este es tu producto. La textura es similar a un esmalte convencional pero debe curarse en una lámpara de ultravioletas, aunque su secado es rapidísimo.

Protege las uñas y se quita con acetona pura. Es importante que no intentéis hacer que el esmalte salte pues, al adherirse más que un esmalte normal se podría dañar la uña. La gama de colores es espectacular, más de 800, así que seguro que encuentras ese tono que te trae loca. Busca un centro donde trabajen con Shellac y pruébalo… ¡Te sorprenderá!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *