Usar purificadores y humidificadores para nuestra belleza


Todas sabemos que no es nada bueno irnos a la cama con el maquillaje. No sólo hace que la piel se más propensa a sufrir brotes de acné, sino que también puede obstruir los poros e irritar la piel, sin decir nada sobre la suciedad que se deja en las fundas de las almohadas. Antes de irnos a dormir, hay que hacernos una buena limpieza de cara y es recomendable que tengamos en la habitación un purificador de aire o un humidificador.

Estos aparatos son muy recomendables si se sufre algún tipo de alergia o, cuando el ambiente es demasiado seco. La mayoría de estos aparatos son muy silenciosos por lo que no te darás cuenta de su presencia en la habitación en ningún momento. La piel pierde una gran cantidad de hidratación durante la noche, un humidificador es esencial para mantener su hidratación, el brillo y la elasticidad. Si quieres utilizar los dos dispositivos no pasa nada.

Lo mejor de la utilización de estos dispositivos es que sus efectos en la piel se pueden notar rápidamente. Si tu dormitorio es muy pequeño, opta por dispositivo de tamaño pequeño. Solo necesitarás conectarlo a una toma de corriente y ponerlo en una zona en la que no te moleste y no esté demasiado lejos de la cama.

Como te comentábamos, estos dispositivos, no solo ayudan a lograr y mantener una piel sana, sino que se respirará mucho mejor. También ayudan a prevenir enfermedades ya que pueden hacer que nuestro sistema inmunológico funcione correctamente y se minimicen los problemas en las vías respiratorias. En verano cuando los niveles de humedad son altos, un humidificador ayudará a prevenir el moho, las bacterias y los virus.

Curiosidades,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *