Vestidos de novias XL


Las curvas están de moda. No tenemos más que asomarnos a la portada de la revista ELLE para darnos cuenta de ello cuando la chica que aparece en portada es Tara Lynn, una chica que usa la talla 48. Por ello, si usas una talla grande, no dudes de que la búsqueda de tu vestido de boda será una experiencia divertida y placentera.

Hoy por hoy la mayoría de casas de novias tienen un amplio abanico de tallajes, por lo que, sea cual sea el vestido que te apasione, seguramente no encuentres problemas en encontrar un modelo para ti sea cual sea tu talla. Para ayudarte en la elección, te dejamos unos consejos para elegir el vestido perfecto para ti, dependiendo de la figura que tengas:

Campana. Es la figura más común entre las mujeres. Si estás dentro de este grupo tendrás los hombros y la cintura estrechos y las caderas y las piernas anchas. El truco está en compensar la silueta añadiendo un poco de volumen a la zona superior del cuerpo, mediante las mangas o el cabello. Te favorecerán los vestidos de corte imperio, y los strapless con falda acampanada.

Diábolo. Es la figura soñada por muchas mujeres: El pecho y las caderas anchas y la cintura estrecha. Es una silueta llena de curvas, por lo que en tu vestido debes jugar con los cortes y los tejidos. Las faldas estrechas con vuelo en la parte inferior (conocidos como vestido “sirena”) serán perfectas para ti.

Cilindro. Si esta es tu figura tendrás los hombros, la cintura y las caderas anchas. Cuando ganas peso, se nota inmediatamente en todo tu cuerpo. Pero no te desanimes. Prueba con vestido de manga tres cuartos o francesa, realizados en encaje o en bordados con transparencias. Normalmente tu silueta irá acompañada por unas piernas largas y delgadas, una baza que debes aprovechar, utilizando tejidos drapeados y dejando ver tus piernas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *