Vitamina C para prevenir las arrugas


En invierno nos acordamos mucho de la vitamina C. No en vano, es la que nos ayuda a prevenir y a superar los resfriados y gripes propios de esta época. Pero esta no es la única propiedad que tiene dicha vitamina, ya que también nos va a ayudar a prevenir las arrugas.

Los componentes que ayudan a la piel a mantener su tersura son el colágeno y la elastina. Estos componentes se reducen con la edad, con lo que aparecen las arrugas. Es aquí donde la vitamina C se convierte en nuestra aliada, ya que nos ayuda a estimular la producción de colágeno y la regeneración de las células de la piel. Al mismo tiempo, tiene un gran poder antioxidante, con lo cual, mediante la captación de los radicales libres, nos ayuda a mantenernos más jóvenes y a combatir las manchas de la piel.

Sin embargo, tendríamos que consumir cantidades enormes de alimentos ricos en vitamina C para notar sus beneficios en nuestra piel. Es por eso que muchas marcas comienzan a incluirla entre los ingredientes de sus cremas regeneradoras.

Pero también existen trucos caseros para alimentar tu piel con vitamina C:

Crema de zumo de limón y zanahoria: ralla 2 zanahorias y mézclalas con un poco de zumo de limón. Conseguiras una crema hidratante de gran calidad.

Si te gustan los aceites esenciales, mezcla medio vaso de aceite a base de aguacate con 2 gotas de esencia de naranja, 3 de limón y 3 de geranio. La mezcla devolverá a tu piel su aspecto fresco.

Puedes hacer muchas combinaciones de productos ricos en vitamina C, como el kiwi, la papaya, frutos rojos, etc, pero siempre recuerda que esta vitamina es sensible a la luz y al calor y pierde rápidamente sus propiedades, por lo que debes aplicarte las mascarillas inmediatamente después de haberlas preparado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *