El aceite de Neroli
El aceite de Neroli lleva siglos utilizándose para mejorar la belleza y la salud en general. Se puede encontrar en Francia, Marruecos, Portugal e Italia. El aceite proviene de un árbol de hoja perenne con hojas oscuras que tienen unas frutas de color naranja que son relajantes. Su aceite esencial se extrae mediante la destilación al vapor de los pétalos.

El aroma de Neroli es dulce y floral, y puede combinarse perfectamente con la bergamota, el limón, la rosa y el romero. En muchas culturas y durante mucho tiempo se ha utilizado como desodorante. Por eso, con el paso de los años, muchos decidieron introducirlo en diferentes perfumes. En China se utilizaba como componente de los maquillajes.

También fue utilizado como antidepresivo. Es bueno para relajar, aunque también se puede utilizar como antiséptico. Es muy efectivo para las inflamaciones de menor importancia. Otra de sus utilizaciones es como afrodisíaco. Respecto a la belleza, es muy recomendable para el uso en la piel ya que es conocido por su poder regenerador, además de mejorar la elasticidad. También es bueno para prevenir el acné y mejorar el aspecto de cicatrices y estrías.

Gracias a su efecto calmante, como te comentábamos se puede utilizar como antidesestresante. También es bueno para los dolores de cabeza. Como dato curioso, contarte que muchas veces se utiliza en los ramos de las novias para calmar los nervios. El aceite debes utilizarlo sobre tu piel, no debe ser ingerido. Evita tenerlo al alcance de los niños y, si estás embarazada, consulta con tu médico.