Frutas para blanquear los dientes
Aunque cuidemos al máximo la piel de nuestro rostro y nos maquillemos con todo detalle, nuestra belleza se puede ver deslucida si, cuando sonreímos, nuestros dientes no aparecen blancos y cuidados. Para lograr esto, además de acudir regularmente al dentista para mantener la salud de nuestros dientes, podemos utilizar una serie de remedios naturales que nos ayuden a mantenerlos bancos y brillantes, y poder así lucir una bonita sonrisa en todo momento:

- Limón: Corta un trozo de cáscara de limón, lávala bien y, con la parte interna, frótate los dientes. Si lo prefieres, también puedes utilizar un poco de zumo de limón en el cepillo de dientes como si fuera pasta dentífrica.

En ambos casos es necesario que te aclarares con mucha agua después de utilizar el limón para evitar que sea demasiado abrasivo con el esmalte. Si el limón nos resulta demasiado ácido, podemos utilizar en su lugar una cáscara de naranja.

- Papaya: Masticar un trozo de papaya cada día te ayuda a mantener la blancura de tus dientes.

- Fresas: El mismo resultado obtienes si frotas los dientes con una fresa partida por la mitad. Esta fruta tienen la ventaja añadida de que, además de cuidar tus dientes, también fortalece las encías en el caso de que sangren, por lo que te ayudará a prevenir la inflamación de las encías y la gingivitis. Comer diariamente un pedazo de papaya la cual ayuda a blanquear los dientes.
Otro modo de utilizar la fresa es extraer la pulpa de tres fresas, machacarla y después untártela en los dientes. La fresa no es tan abrasiva como el limón, por lo que puedes hacer esto tres veces por semana si tus dientes están muy manchados.