Tipos de arrugas y su tratamiento
Aunque puede parecerlo, no todas las arrugas son iguales, ya que tienen su origen en distintos factores. Los dermatólogos las clasifican según su profundidad, su origen y por su orden de aparición. Vamos a ver los distintos tipos de arrugas según su origen:

Arrugas gravitacionales. Como su nombre indica, son causadas son causadas por la gravedad. La fuerza que mantiene la tierra girando alrededor del sol también actúa en nuestra piel, tirando de ella suavemente hacia abajo. Entre estas arrugas podemos encontra las líneas de marioneta (de los labios hacia abajo). La ventaja es que se corrigen fácilmente con procedimientos como la cirugía plástica, rellenos o bótox.

Arrugas dinámicas. Las causa los músculos del rostro al moverse. El movimiento repetitivo poco a poco va dejando su huella visible en la piel y poco a poco se hacen más visibles por las pérdida de elastina y colágeno de la piel. Entre ellas están las arrugas de la frente. Para estas arrugas el botox es el mejor tratamiento.

Arrugas de origen mixto. Se forman por una combinación de los efectos de la gravedad y el movimiento. Estas arrugas son difíciles de corregir con procedimientos como cirugía plástica, rellenos o bótox, por lo que, para retrasar su aparición lo mejor es mantener la piel hidratada y protegerla contra el sol.

Contra las arrugas
Si la piel tiene buenas cantidades de elastina y colágeno ofrece resistencia a la formación de las arrugas. El colágeno se ve afectado por la exposición al sol, nuestra alimentación, estilo de vida, los cuidados que procuremos a nuestra piel y nuestros genes. Sin embargo, no debemos obsesionarnos por las arrugas, ya que tenemos muchos métodos para evitarlas, minimizarlas y combatirlas.