Uñas rotas o astilladas
Las uñas se pueden romper inesperadamente. Aquí tienes algunos consejos para reparar de forma rápida y eficaz tus uñas rotas y así evitar más daños.

1. Lleva un pintauñas en tu bolso que coincida con el tipo y color del que estás usando. Cuando vayas a comprar tu pintauñas compra dos del modelo que elijas para tener uno en casa y otro siempre en tu bolso. El que lleves siempre encima intenta puedes meterlo en alguna bolsita de plástico por si hubiera alguna indeseada fuga.

2. Cuando se te rompa la uña, debes cortar la uña astillada con unas tijeras. Este puede ser un proceso un poco doloroso, pero así evitarás que se astille más la uña y que se introduzca más hacia la carne.

3. Utiliza tu lima de uñas para suavizar los bordes de las uñas astilladas. Realiza los movimientos en la misma dirección para evitar que los queden bordes desiguales. Pasa el borde de otro de tus dedos por la uña recién limada y comprueba que no ha quedado ningún pico que se pueda enganchar con nada.

4. Pinta de nuevo la uña poniendo bajo tus dedos una toallita o un pañuelo que te permita trabajar más cómodamente sin mancharte.

5. Cuando estés pintando la uña ten especial cuidado con la parte astillada. En esa zona debes pintar lentamente y comprobar que la superficie de la uña ha quedado perfecta.

6. Recuerda que si tienes las uñas postizas siempre debes llevar contigo un kit que te permita de manera inmediata cambiar la uña rota o astillada.