Aceite de rosa mosqueta para un cuello más joven

aceite-rosa-mosqueta
El aceite de rosa mosqueta es uno de los productos más empleados en cosmética. Y es que tiene múltiples beneficios para la piel, siendo muy conocidas sus propiedades para evitar las estrías o atenuarlas. Pero también tiene un gran poder rejuvenecedor y regenerador de la dermis. Un aceite que es idóneo para el cuello, que es una de las zonas más complicadas en la mujer porque es una de las partes en las que más se nota el paso del tiempo y en las que es más difícil evitar las arrugas.

Propiedades del aceite de rosa mosqueta

El aceite de rosa mosqueta es muy hidratante, aparte de ayudar a reforzar las fibras tensoras de la piel, evitando así que aparezca la flacidez y la papada.

Además, es de gran ayuda para prevenir las arrugas horizontales que aparecen en el cuello y que son muy difíciles de eliminar. No obstante, también se puede utilizar disimular su visibilidad.

Cómo se usa

El aceite de rosa mosqueta puede utilizarse de varias formas. Una de las más idóneas es aplicarlo directamente sobre la superficie de la piel limpia que se quiere tratar. En este caso, simplemente hay que dar un suave masaje en el cuello con unas gotas, tratando de que penetre bien en la piel.

aceite-rosa-mosqueta
Si no tienes mucho tiempo y necesitas una aplicación más rápida, otra de las maneras es mezclar unas gotas con la crema hidratante que utilices en el día a día. Esa mezcla se extiende como habitualmente la crema normal.

Tratamiento intensivo

De vez en cuando, también es conveniente aplicar el aceite de rosa mosqueta a modo de mascarilla. Para ello, una de las mejores maneras es hacerlo en combinación con otros productos.

Entre los más idóneos están la manteca de karité o la miel. Igualmente es posible mezclar unas gotas con yogur o aguacate troceado.

Está mezcla, con independencia del ingrediente adicional que hayas elegido, la debes aplicar desde la zona de la mandíbula, por todo el cuello y la parte superior del escote. Después, déjala actuar unos 15 minutos y retira con abundante agua fría.

Este tratamiento de mascarilla puedes complementarlo con una ampolla de vitamina E, que tiene un gran efecto antienvejecimiento y antiarrugas.

Su aplicación se realiza tras haber retirado la mascarilla. Además, en esta ampolla puedes añadir también unas gotas de aceite de rosa mosqueta.

Artículos relacionados:

Mascarilla rejuvenecedora para el cuello

Consigue un cuello sin arrugas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *