Aplicarse una loción bronceadora

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El verano llega y raro es el año que no nos lamentamos de no haber cuidado más nuestra piel durante el invierno. Es importante saber que podemos broncear nuestro cuerpo sin la necesidad de exponernos a los rayos solares. La mayoría de las lociones de bronceado son seguras, medicamente hablando, por lo que son una opción a tener en cuenta. La luz UV tiene un efecto negativo sobre la piel.

La tecnología ha progresado mucho durante los últimos años, especialmente en la industria de los cosméticos y las lociones de bronceado pueden ayudar a nutrir la piel dándole al mismo tiempo un poco de color extra. La aplicación de una loción de bronceado incorrectamente puede conducir al desarrollo de un bronceado irregular, lo que puede convertirse en tu peor pesadilla.

Utiliza productos de alta calidad para obtener mejores resultados. Antes de aplicar una loción de bronceado, asegúrate de que tu piel esté preparada para conseguir resultados inmejorables. En primer lugar, exfolia la piel, luego hidrátala y luego aplica la loción de bronceado. Estas lociones contienen una sustancia que da color a la piel, así que lo mejor es aplicarla de manera uniforme y sin ningún tipo duda ya que el resultado puede ser el bronceado uniforme que te comentábamos.

Hidrata bien las áreas secas o más ásperas de la piel, como por ejemplo alrededor de los codos, las rodillas o los talones. Estas partes absorberán una mayor cantidad de loción bronceadora debido a la sequedad y el área podría llegar a quedar más oscura que el resto del cuerpo. Para evitar la coloración de las manos, usa guantes, ya que las palmas de las manos podrían quedarte de color naranja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *